29 abril 2013

Siempre Juntos

J y N se llevan 12 meses. Cuando me quedé embarazada de N todo el mundo se echó las manos a la cabeza. Cómo lo vas a hacer, que ganas de complicarte la vida...pero 1 año antes  tras un acontecimiento que nos marcó de por vida tanto a mi marido como a mí, habíamos decidido que formaríamos una gran familia y el segundo paso era darle un hermanito a J.

Cuando nació N, J no andaba, llevaba pañales, sólo comía purés y biberones, en fin era un bebé de 1 año y 2 semanas, con todo lo que eso conlleva. Hubo algún momento en que nos sentimos desbordados, pero fueron muy pocos.

Hoy creo, no, estoy segura, que fue lo mejor que pudimos hacer. Se llevan a las mil maravillas, aprendieron que el compartir es algo fundamental, aprenden el uno del otro y pueden estar horas y horas jugando sin descanso, encadenando juegos, inventando mil historias. A veces me da miedo que se encierren en su núcleo y que les cueste relacionarse con otros niños, o que uno sufra cuando el otro no esté a su lado, pero por ahora son niños abiertos, queridos por sus compañeros de clase o amigos de fuera del cole. Y es que quien tiene un hermano tiene un tesoro, y si además se llevan tan poco...



1 comentario:

  1. desde luego es lo mejor que hiciste!!! Yo tengo una hermana a la que no saco ni un año. Te lo agradeceran eternamente!!!!

    Besos

    Marta

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...