29 junio 2013

Los fines de semana nos gusta organizar una comida familiar con mis padres, mi hermano y cuñada. Casi siempre es en casa de mis padres, porque los niños pueden jugar durante horas en el jardín aunque haga un frío que pele. Sin embargo, al menos una vez al mes nos gusta organizar esa comida en casa.

Todo el mundo tiene o debería tener un plato estrella, y el mío creo que es este lomo asado. Le gusta a mayores y a pequeños, es fácil y me permite recrearme en los acompañamientos y en el postre. Además es muy polivalente porque puedes hacerlo un día antes, y las sobras utilizarlas en bocatas...


¿Cómo hacerlo? Necesitas el trozo de lomo (700Kg da para 6 personas), zanahorias, puerros, pimientos rojos y verdes, cebollas y ajo.

Las verduras no hay mas que limpiarlas, no hace falta pelar las zanahorias o los ajos. Se trocean y se ponen en la bandeja del horno. Donde se sazonan y se echa un chorrito de aceite de oliva y con las manos, a lo Jamie Oliver se remueve todo bien para que estén bien pringadas.


Entonces, a la carne le hacemos unos cortes diagonales no muy profundos por el lado de la grasa, la sazonamos y la untamos bien de aceite.


Se pone sobre las verduras.


Lo metemos durante 1.5h a 180º arriba y abajo.


La grasita termina bien crujiente, y la carne en su punto.


Con las verduras hago dos cosas, aparto la mitad como acompañamiento, y la otra mitad lo trituro para hacer una salsa muy espesa, pero riquísima.


Como decía, lo mismo lo puedes poner en una fuente preciosa sobre la mesa del domingo, que en un tupper y untar con esta salsa un trozo de pan y hacer un bocata para comer en el campo, como hicimos nosotros la semana pasada.


Hasta la pequeña I. se la come encantada directamente con las manos (me ha salido muy fina ¿eh?)

Buena, bonita y barata. ¿Qué más se le puede pedir?

Besos









1 comentario:

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...