30 noviembre 2013

12 cosas que debes saber sobre los Piojos

Pues si, por primera vez, después de tres años en el cole y uno de guardería, estos asquerosos bichejos han anidado en la cabeza de uno de mis hijos.

El día que nos dimos cuenta, no exagero, entramos en shock. ¡No sabíamos que hacer! No teníamos nada en casa para poder echarle en la cabeza, y por su puesto no le llevamos al cole. En el preciso momento que vi una liendre en la cabeza de mi hijo, comenzó la obsesión.

Mi marido se fue a la farmacia y volvió cargadito con ungüentos varios y liendrera. Vía telefónica desde la oficina, fui viviendo semi en directo el proceso. Pero...creí que no lo habíamos hecho bien, porque por la noche a la hora del baño, volví a pasarle la liendrera y salieron más.

Sé que no es muy agradable el tema, pero hay muchos padres en esta situación, porque los piojos de mi hijo no se han creado de la nada en su cabeza, y ya conozco varios amigos con hijos en distintos coles que también tienen. De hecho en el nuestro la dirección nos ha mandado una circular porque hay varios cursos con los puñeteros bichos acampando a sus anchas.

Según mi madre, pozo de sabiduría y fanática de las series de misterio, asesinatos y contubernios, ella que estudió en un internado de niñas toda su vida, jamás tuvieron problemas de esos, así que todo esto es una conspiración de las farmacéuticas que sueltan el bicho para que compremos sus productos. Verdad o no, y teniendo abundante familia política en el mundo de las farmacéuticas, no voy a meterme en este berengenal, y os contaré mi experiencia.


En la farmacia compramos un spray que huele a anís (para mí a rayos, porque no soporto el anís) y que tú se lo echas al niño cuando hayas visto que tiene bichos, liendres o ninfas (puntitos negros sobre el cuero cabelludo). Le impregnas bien la cabeza, masajeas y dejas que actúe hasta quince minutos. Después a pasar la liendrera bien, a conciencia, y empezar la recolección. Cuando creas que has limpiado todo, a lavarse la cabeza con champú.

Como método de barrera compramos el famoso aceite del árbol del té, que nos echamos todos, e incluso le pusimos una gotitas dentro de su champú.




El líquido matabichos no lo puedes volver a echar hasta pasada una semana, y he ahí nuestro error. Como a la mañana siguiente volví a ver liendres agarradas, pensé que mi santo lo había hecho mal....¡estos hombres! Y ale, me salté a la torera las instrucciones y volví a echarle el liquidito, quedándome más tranquila porque al fin y al cabo, lo había hecho yo, su madre. Pero...a los dos días otra vez avisté una liendre. ¡Horror! Esta mierda de producto no funciona, ¿qué te han vendido, majo?... blablabla.
Así que ya obsesionada, le pasaba la liendrera cada vez que le tenía cerca, para cercionarme que no había ninguna, con los consabidos lloros por los tirones, el tener que dejar de jugar...y dos días después del último avistamiento, volvieron a aparecer. Harta de todo, cogí la maquinilla y a esquilar cual oveja, a él y a su hermano, aunque el pobre no había tenido nada de nada, pero como dice el dicho: muerto el perro, muerta la rabia. Pero al menos el famoso peinecillo no les produce ya tirones, y yo tengo mejor visión de campo.

Ahora, aquí van las doce cosas que debes saber sobre los piojos, y que te ahorrarán mi periplo de arriba:
  1. Busca sobre todo detrás de las orejas, sienes, y la parte de la nuca, donde al parecer se encuentran muy agustito. Pero hay que revisar toda la cabeza.
  2. Los piojos y liendres salen mejor con el pelo mojado que con el pelo seco.
  3. Les encanta el calorcito y el secador es su mejor amigo.
  4. Pon sobre los hombros una toalla blanca o una sábana o un paño blancos. Las liendres, aunque son blanquecinas en el pelo, al caer se vuelven oscuras, así que al cepillar el pelo puede que no veas ninguna pero revisa la toalla.
  5. Los piojos pueden permanecer vivos fuera del pelo hasta 24h por eso es importante matarlos, y no dejarles hacer carreras como pretendían mis hijos.
  6. El famoso líquido habrá funciona siempre y cuando no vuelvas a ver un piojo en la cabeza. Las liendres pueden quedarse agarradas estando muertas.
  7. Las liendres que están a más de medio centímetro del cuero cabelludo casi seguro están vacías.
  8. El picor de cabeza no comienza inmediatamente, sino cuando el piojo ya lleva hasta tres semanas instalado.
  9. El picor de cabeza puede durar hasta días después de haber erradicado los piojos, es por la saliva que inyectan los malditos,  y también porque el producto utilizado le haya irritado el cuero cabelludo.
  10. Si después de 8 días del tratamiento, hay puntos negros en el cuero cabelludo (ninfas) hay que volver a empezar de nuevo, porque no ha hecho efecto. De todos modos, se recomienda repetirlo por esas fechas.
  11. Si sospechas que puede tener piojos, porque has visto que se rasca la cabeza de vez en cuando, pero no ves nada, cepilla el pelo al menos tres veces al día. De este modo, puedes herir al piojo, y para empezar ya no pondrá huevos.
  12. A los piojos no les gusta ni el acondicionador sin aclarado, ni la colonia en el pelo. Así que como método de prevención hay que tenerlo en cuenta.
Trucos caseros hay infinidad, vinagre de manzana, acetite de lavanda...tantos como páginas web dedicadas al tema. Pero si quieres un libro ameno: aquí está.

piojos

Puedes adquirirlo aquí y aquí.

Besos





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...