08 enero 2014

Que llueva que llueva

A partir de ahora me va a dar más igual que llueva durante días y días tal y como lo ha hecho en la última semana.


Para empezar los Reyes Magos me han traído mi segundo par de Hunters, esta vez en marrón chocolate para poder llevarlas más formalmente que las rojas.
Pero ¿qué pasa cuando tienes que ir a un sitio y no es plan de llevar botas de goma, por muy de marca que sean? Pues os cuento mi descubrimiento.
Tenía que ir a hacer unos recados, pero luego había quedado a merendar. Así que decidí ponerme mis botines favoritos. Son de tipo inglés, con el calado típico y me chiflan.

La Merienda a las 5. Impermeabilizante Kiwi

Pues decidí hacer una prueba con un impermeabilizante de zapatos y prendas y arriesgarme a salir a la calle.
La verdad es que ese día parecía que iba a llegar el fin del mundo, y mi calle y el Ganges...primos hermanos. De hecho al par de horas tenía la sensación de que los pies los tenía calados. Tanto que al llegar a la merienda fui al baño y ¡me quité los zapatos!. Para mi sorpresa los calcetines estaban completamente secos. Simplemente era frío. Y los zapatos se secaron casi al poco de estar a cubierto. Así que efectimavente, funciona. Ahora se lo he echado a todos los zapatos de casa, especialmente a los de los niños. Eso si, recomiendo ponerse unos calcetines algo más gorditos.
Ya no hay día de lluvia que se me resista. 

Besos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...