13 enero 2014

Recibir a muchos y no morir en el intento. Parte I

Siempre me ha gustado lo de organizar comidas, cenas, meriendas…en casa. Incluso cuando teníamos una mini. Ahora soy muy afortunada y tengo más  espacio para reunir a gente y como dice mi amiga Valme el karma es el karma y hay que devolver a la vida lo que nos da.
Durante las Navidades he reorganizado la casa de tal manera que pueda recibir a más gente. Sólo familia directa, directísima, es decir, abuelos, hermanos, cuñadas y sobrinos somos 20, y como soy un poco mamá (e hija) gallina y me gusta tener a todos juntos, me ofrecí a celebrar la comida de Navidad además de la merienda de Reyes. Y creo que salió todo muy bien.
Quien me siga por Facebook (La Merienda a las 5) o por Instagram  (@lameriendaalas5) sabrá que este finde organicé merienda para nuestros amigos de La Granja, y sus niños. Y aunque hubo bajas de última hora porque los niños pequeños son carne de cañón de los virus en época escolar, al final fuimos 16.
En este post no voy a hablar de comidas, ni recetas mágicas sino del “atrezzo”. Lo otro lo dejo para una segunda parte.
Antiguamente prefería poner buffet, que es la mejor opción cuando tienes poco espacio. Pero últimamente me ha dado por sentar a todo el mundo. Para ello hace años me hice con un tablero y unas borriquetas.
El tablero mide 3 metros  por 1.10, lo que permite sentar cómodamente a  14 personas adultas. Lo encargué partido por la mitad y unido con unas bisagras para que quedara doblado cuando no lo utilizara y guardarlo detrás de una cómoda alta que tenemos. Además al estar forrado con pvc blanco puede caer líquido que no se estropea ni abomba. El tablero lo coloco sobre la mesa de comedor y en los extremos para reforzar pongo las borriquetas. Esto del tablero lo vi en mi casa durante años, mi madre guardaba un tablero debajo de su cama y lo sacaba cuando venía mucha gente a comer a casa.
En cuanto a la hora de vestir la mesa, es verdad que tengo la suerte de tener manteles muy grandes, pero para cubrir los laterales y que no se vean las borriquetas pongo sábanas blancas. Puede que sea un poco cutre, pero al final quedan muy bien. Así encima puedes poner un mantel más pequeño y que no parezca raquítico, incluso colocarlo en forma de rombo si es que es mucho más pequeño.
Respecto a la cubertería y vajilla, aquí está permitido todo. Puedes mezclar distintos tipos, alternando un modelo con otro para que se crean que lo has hecho a posta y no que te faltaban servicios.

La Merienda a las 5. Cómo recibir a muchos Parte I

Una de las cosas que hice también hace años fue hacerme con una segunda cubertería barata de IKEA además de la que tenemos de diario. La guardo aparte para estas ocasiones en que somos muchos. Por otro lado, hoy  se vende una variedad increíble de platos, vasos y cubiertos de usar y tirar monísimos, con servilletas e incluso manteles a juego, lo que te ahorra el tener que lavarlos, sino que todo a la basura y punto. Aunque a veces son tan bonitos que da hasta pena deshacerse de ellos.
Sobre los centros de mesa hay todo un mundo. Flores para el día, velas para la noche…

La Merienda a las 5. Cómo recibir a muchos Parte I

A mí en las meriendas me gusta utilizar la propia comida como centros, sin más. Colocados simétricamente por la mesa.

La Merienda a las 5 merienda con amigos

Otros inventos maravillosos a la hora de poner y quitar la mesa son:
- los carritos plegables. Antes de la comida te sirven para llevarlo todo de un viaje, durante la comida colocas las bebidas, pan…, y después colocas todo para llevarlo a la cocina.


-un aspirador de mano: para recoger migas. El día de Navidad el Niño Jesús me trajo uno que además aspira líquidos y estoy feliz con él. Con tres niños pequeños y un marido algo torpe…imprescindible.
- un cable alargador: si, un alargador para poder enchufar y planchar el mantel cuando está colocado sobre la mesa. Normalmente los cables de las planchas son cortísimos.

Uno de mis trucos es, si es posible, montar la mesa con tiempo. El día antes, si es una comida o por la mañana si es una cena. Eso te permite estar más relajada, buscar lo que no tengas…y dedicarte a otras cosas como que los baños estén limpios y con toallas nuevas, y los juguetes bajo control (aunque luego en cuanto lleguen los niños se descontrolen).

En líneas generales, así es como me organizo. Espero que os sea útil.

Besos

4 comentarios:

  1. Doy fe de que estaba todo fenomenalmente preparado y que todos lo disfrutamos mucho.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Jose!!! Me alegro que lo pasarais genial. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Aunque no hables de recetas solo con ver esos "centros de mesa" ya se hace la boca agua. Me ha encantado como de forma sencilla has sabido vestir así de elegante a un tablero.... no me extraña que tus invitados terminen encantados ;-)
    Y es que todo está en los detalles :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Eva! Efectivamente el papel de los detalles es muy importante. Un abrazo

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...