28 abril 2014

Operación comida sana



Los excesos hacen mella, y también los años. Nunca me he cuidado mucho, la verdad. Especialmente en lo que a la comida se refiere. Sobre todo porque me gusta comer, y porque el hambre me pone de un malhumor que pobre al que pille cerca.
La famosa Slow Life, me temo que con tres niños y trabajo de media jornada, no puedo más que dejarla para los fines de semana. Pero la báscula, señores, me ha mandado un mensaje muy clarito en forma de kilos de más. Así que aprovechando que es primavera y que comienza la temporada de frutas y verduras más apetitosas he decidido recoger el guante y apuntarme a la comida sana.


Dietas hay muchas, algunas más rápidas que otras, pero ninguna milagrosa. Creo que el tema de la comida es casi más una actitud que tenemos que adoptar  y que cuanto más concienciados estemos de la importancia de alimentarse de una forma sana y equilibrada antes conseguiremos nuestro objetivo.  Y no solo a nivel de kilos, sino también una piel, pelo y uñas más bonitos, mejor descanso, menores dolores, mayor agilidad…
Así que poco a poco hay que cambiar el chip, porque de golpe y porrazo, es muy duro para quien le chifla el Mcdonalds, el chocolate con leche y la coca cola.


Personalmente he empezado por hacer cinco comidas al día, y beber al menos 1.5 de agua antes de salir del trabajo. Por otro lado me he restringido el uso del pan al desayuno, y de la cocacola a los fines de semana, a favor de una infusión drenante, la fruta y yogur desnatado. 
En cuanto a la comida trato de no mezclar hidratos de carbono con proteínas, sino que ambos vayan acompañados exclusivamente de verdura. He sustituido el azúcar blanco por la miel o el azúcar moreno o la sacarina. Y en diez días me encuentro mucho mejor. ¿Operación bikini? No. Operación alimentación sana.


Así que a través de la Merienda a las 5 trataré de poner recetas más saludables por si alguien más se anima al cambio. ¿Os animáis?

Besos

10 comentarios:

  1. Animo. Cuando quieres puedes. Pero cuídate que tienes muchas responsabilidades y es cierto que cuando tienes hambre eres terrible (que lo digan los romanos de 1998). Tu ya sabes.Te quiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las recetas del libro seguro que como genial. No te preocupes. Te quiero

      Eliminar
  2. Un plan muy equilibrado,Te animo a ello!Pero desecha la sacarina, es un producto totalmente quìmico que consumido regularmente puede llegar a,ser cancerìgeno; azúcar morena siempre!Ana xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Hombre algo tan químico no puede ser realmente bueno. Tomo nota. Besos

      Eliminar
  3. Haz ejercicio y come sano!!! Pero sobre todo quema calorías haciendo tu deporte favorito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. El problema es que no soy mujer de deporte. A lo sumo salir a andar, pero como no lo haga a las 9 de la noche cuando por fin estan las fieras dormidas. ..na de na. No tengo tiempo libre de niños en el resto del día

      Eliminar
  4. Yo también estoy tratando de coemr más sano (sobre todo frutas, que es algo que no tengo costumbre de comer), y de moverme un poco más, pero solo con la intención de estar más sana, porque las dietas rígidas me ponen de muy mal humor y además me obligan a restringir los placeres de domingo... y por ahí no paso! Corpore sano si... pero mens sana también!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo!! Que si no la gida es muy sosa...

      Eliminar
  5. El mejor edulcorante, la stevia. En hoja seca, un par de ellas y listo. Además de endulzar reduce los niveles de azúcar en sangre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda! De esa no sabía yo nada. Tendré que buscar un herbolario porque me parece un descubrimiento! Gracias, Rocío!

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...