16 abril 2014

Placeres de infancia


¿Sabes cuando algo, por su olor, te retrotrae a tu infancia, o te invade de recuerdos? Eso me pasa a mí con estas tortas. Sólo las comemos en La Granja, pero siempre que las como me acuerdo de mi abuelo paterno.

Mi abuelo era muy madrugador, en general mis dos abuelos, y como se cuidaban mucho se levantaban tempranísimo para arreglarse y salir hechos un pincel a la calle, incluso cuando estaban de vacaciones. Mis abuelos paternos vivían justo debajo nuestro y por las mañanas, para que desayunáramos nos traía siempre una torta, porque sabía que nos encantaban a mi hermano y a mi.

Por eso, cada vez que veo una en la panadería, no puedo evitarlo y encargo para llevar, y hacer que mis hijos disfruten del mismo placer que es desayunarla con un tazón de leche con nesquick, tal y como hacía yo.


Creo que según te vas haciendo mayor, tratas de trasladar a tus hijos este tipo de cosas que rescatas de tu infancia, para que de algún modo pervivan tus recuerdos a través de ellos. Espero lograrlo. Si no, al menos, les haré partícipes de ellos.

Besos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...