26 mayo 2014

Hermanos


Desde que nació La Heredera, N. ha sentido una unión muy especial con ella, síndromes del sandwich a parte.

Así como el mayor la mira y trata con la superioridad de hermano mayor, N. la trata más de tu a tu. La mima, la cuida, la protege y se le nota que es la niña de sus ojos a la legua. Y eso ella lo nota, porque el sentimiento es recíproco.




No es difícil vivir con ellos imágenes como éstas. Y eso me llena de orgullo.


Pero es que N, es un niño muy especial y la misma devoción la siente por su hermano mayor y tal y como os contaba hace un año su historia de Siempre Juntos.
Está claro que su misión es unir.

Besos



4 comentarios:

  1. He vivido esas escenas y también me conmovieron por su naturalidad. Son especiales.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, entre hermanos se crean lazos irrompibles, dales un ahuchón a esos peques que están para comérselos Esther!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Olaia!!! Ojalá sea así y se tengan siempre. Bss

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...