04 junio 2014

La Merienda a las 5


El pasado lunes comenzó la tercera edición de Hello Blogging, que estoy haciendo, por qué no decirlo, apasionadamente.

Es cierto que tenía algunas reservas al respecto, ya sabes, piensas que la gente pelotea  mucho al respecto para que le sirva de trampolín. Sin embargo he de reconocer que el contenido dado en los seis días que llevamos, es simplemente, inmejorable. Bravo por el equipo de Hello!Creatividad.

Está siendo una experiencia intensa. A veces me siento hasta abrumada. Pero este fin de semana, cogí los apuntes, mi cuaderno y un boli, y literalmente en medio del campo, mientras los niños jugaban y el santo dormía la siesta tumbado sobre la hierba me puse a darle vueltas a todo lo que estaba aprendiendo, a los ejercicios que nos han ido poniendo y que me había sido imposible hacer hasta entonces.

¿Por qué escribo La Merienda a las 5?, cómo es ahora, cómo quiero que sea,  qué quiero que transmita, qué objetivos tengo, qué medidas adoptar para conseguirlos…un profundo examen que abarca desde la pura estética (pronto habrá importantes noticias al respecto) a lo más profundo de las entrañas de mi proyecto.


Para plasmar un poco la esencia de La Merienda a las 5 esta semana tenemos que compartir a través de nuestros blogs (los que ya lo tengamos) un tablero de inspiración o moodboard. Pero esta vez tiene que ser uno físico, no un busca y captura imágenes de internet.

Así que me he pasado dos días dando vueltas, apuntando, buscando los objetos que representan a mi blog, hasta que he logrado reunir mi panel de inspiración.


Sobre la mesa de comedor, coloqué un tela de piqué gordo blanco. Sin duda mi tela y textura favorita. Para mí significa luz, buen tiempo, niñez...Y partiendo de ahí coloqué el pupurrí que puedes ver. Pero casi todas las cosas tienen un hilo conductor, que es la familia. Mis raíces, mi hogar, el pasado y el presente. Al fin y al cabo lo que soy. Porque La Merienda a las 5 soy yo, como dices tú mamá, me doy demasiado, me entrego abierta y totalmente.

Y yo soy lo que soy por mis padres, mis hijos, mi marido, mis abuelos...

De ahí que escogiera las cucharas con las iniciales de mi bisabuela y mi abuela, el paño del ajuar familiar, el cepillo de la abuela, o las tallas de madera teñida de negro hechas por mi tío abuelo en la Alemania de los años 30 con temáticas de cuentos infantiles y que ahora adornan las paredes del cuarto de mis hijos.

 Porque este blog narra las historias de mi vida, de mi familia, de nuestro día a día, de lo que nos gusta, de los pequeños detalles que disfruto y que quiero compartir aquí.



El cartel de Welcome to our Home que cuelga en la cocina, colocado sobre mi cuaderno de recetas, el rodillo que utilizo para amasar, las mini cápsulas de magdalena, representan otro de los pilares de este blog. Las recetas. Con un nombre como La Merienda no podía ser de otra manera, y los bizcochos, las galletas, las tartas, nuestros desayunos, nuestros cumpleaños, tienen que tener un lugar destacado.





También he querido reflejar una de mis pasiones; la telas. Antiguas, nuevas, en general de corte clásico, con un toque inglés, liberty, campestre, con las que hago paños, o visto a La Heredera, o hago banderolas, o simplemente acumulo, por si surge algún proyecto algún día.







Y algo que quiero que me distinga de otros blogs es que en la medida de lo posible todo esté hecho por mi. Las fotos, los DIY, los bizcochos... Hasta lo que no pueda ser, que tenga un toque personal. He ahí uno de mis mayores objetivos de aquí en adelante. Porque lo que busco en los blogs es autenticidad, no un corta y pega de otra fuente. Que respeto y me entretiene, pero no es lo que quiero para La Merienda. Por eso he escogido esta cajita de sellos con distinta temática "handmade".



Desde que comencé esta andadura he invertido mucho tiempo en aprender, sobre todo fotografía. Porque como decía antes, si quiero que el blog tenga una esencia personal no hay nada más personal que las fotos propias, para que veas a través de mis ojos lo que quiero enseñarte.

Que La Merienda a las 5 sea un lugar al que quieras volver, tomándote el café de cada mañana, o el té de la tarde o el vaso de leche por la noche. Que transmita un mensaje positivo, alegre y calmado. Que sea natural y transparente. Que inspire.


El bebé que nació hace trece meses, y que ha ido madurando poco a poco, necesita mejorar, y sé que a través de todo este proceso, de este análisis al que nos están obligando a "pasar" en Hello!Creatividad, es el comienzo de una nueva etapa. Una mejor. Ya te iré contando los cambios que se aproximan.

Besos









3 comentarios:

  1. Precioso. Cuando llegué a tu blog me encantó tu contenido, tu fotografía y estilo, y queda claro que trabajas por él y que irá siempre a mejor, así que aquí tienes una seguidora fiel de tu etapa anterior y de la que está por venir!
    Un abrazo.
    Mar

    ResponderEliminar
  2. Supongo que todos tenemos mucho que mejorar, pero a muchas personas ya nos ha encandilado lameriendaalas5 desde hace tiempo, así que si mejora no quiero ni imaginarme lo que podremos encontarnos aqui!

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito Esther, me encanta, abierta y sincera.
    Deseando ver más y mejor.
    Bss

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...