01 septiembre 2014

Vuelta al cole


Y Septiembre ya está aquí. 

Parece mentira lo rápido que se pasa el verano. Este mes es mi mes de los comienzos. Casi casi un poco como el mes de Enero en el que diseño mis propósitos a cumplir durante el año. Septiembre es el mes del comienzo del curso, laboral y escolar, que al final es un poco el que marca nuestros ritmos.

Durante casi tres meses, nuestro orden y hábitos han sido modificados para acoplarnos a los niños, a las vacaciones en familia, a los largos días de sol. Ahora toca reincorporarse a la normalidad, y tenemos dos opciones: subirnos al tren en marcha o cuando aún está en la estación.

Yo prefiero la segunda opción, entre otras cosas porque las prisas, la incertidumbre, y encima con tres niños a cuestas me provoca mucha ansiedad. Así que esta semana toca Operación vuelta al cole. 

Este año además, comienzan los tres en cole nuevo. La Heredera se estrena en la guardería, pero los mayores cambian de compañeros, de profesores, incluso de sistema, por lo que tendremos que poner especial empeño en que ese momento se pase lo mejor posible para toda la familia. ¿Y cómo?

Volviendo paulatinamente a lo cotidiano.


Dicen los expertos que una semana es tiempo suficiente para que los niños se vuelvan a habituar a los horarios escolares. Primero empezar por la hora de irse a dormir, después por la de levantarse y finalmente la de comer. También recomiendan no abandonar de golpe algunas de las actividades que hacían durante el verano: ir por la tarde a la piscina, salir de paseo todos juntos a tomar un helado…

Dedicar unos minutos al día a tareas.
Pueden leer, escribir, dibujar…pero sentados, sin televisión de fondo. Esos minutos se pueden ir aumentando poco a poco.

Preparar juntos la habitación.


Aunque yo he aprovechado para hacer limpieza general  durante los días que no estuvieron. Si me sigues por Instagram o Facebook habrás visto la cantidad de bolsas de ropa que he podido donar. Es importante que los niños colaboren en el proceso de preparar una mesa para trabajar, hacer una selección de juguetes para ir cambiándolos durante el curso, buscar un sitio donde colocar el uniforme y la cartera al llegar a casa…

La importancia de estrenar.
Aunque estén usados por otros niños-si tienes esa suerte, claro!. Para los niños son libros nuevos, con cosas nuevas que aprender. Sentarnos con ellos y echarles un vistazo, pedirles ayuda para etiquetarlos o forrarlos. Y por supuesto el gusto que da estrenar un estuche o una mochila nueva.

Preparar el calendario familiar.
Sam Osborne Store

La clave de una familia organizada es planificar, ya lo veíamos en los dos posts de Cómo Organizarse de las semanas pasadas. En nuestra cocina siempre hay un calendario donde tratamos de apuntar las cosas de cada uno. El año pasado teníamos uno genial que me trajeron mis padres de Alemania, que tenía una casilla por día para cada miembro de la familia. Era una gozada. Como no es fácil encontrarlos, habrá que asignar colores.
Además del calendario, siempre hago con los niños, un horario pictográfico que ponemos en la nevera a su altura. Así saben qué harán a lo largo del día. Primero lo poníamos sin horas (porque no las sabían), el año pasado ya si las pusimos, y J. escribió la tarea que correspondía a esa hora (vestirse, o bañarse o leer un cuento...) y N. la dibujaba.

Acercarles al cole.
En nuestro caso, aunque es un cole nuevo, conocemos a algunos profesores y las instalaciones. Durante estos meses hemos tratado de hacerles ver los aspectos más positivos del colegio. Que tendrán tal profesor, que el comedor será así, que tendrán x horas para jugar al futbol…
Además haremos un par de veces el camino de ida y de vuelta para que se vayan familiarizando.

Nuestra actitud.
Aunque soy de naturaleza alegre y optimista, soy humana, y soy madre gallina. Confieso que estos últimos días duermo peor, y estoy más nerviosa.  Sé que someto a un cambio a mis hijos, que por otro lado, estaban felices en su antiguo colegio, y quiero que lo sigan siendo en el nuevo.
Por eso trato de mantenerme confiada y positiva. Dicen los expertos que es importante que al principio tengamos una dosis extra de paciencia, porque posiblemente estén más irritados. Que no agobiemos a preguntas (esto me va a costar) pero que a la vez les demostremos que estamos cerca, que somos accesibles.
Que les acompañemos y recojamos el primer día de cole, pero que no hagamos un drama de la despedida.

Y sobre todo…seguir los consejos que nos de el colegio.
Ellos son los expertos, y cada año viven este momento con cientos de niños.

Y como la vuelta al cole es para todos, La Merienda a las 5, retoma su ritmo habitual de publicación diaria.

Para este nuevo curso hay varias sorpresas que he ido tramando durante el verano. Nuevas secciones, un poquito más de orden…en fin que pondré mi granito de arena para que tu vuelta a la rutina sea más llevadera. Espero que las disfrutes leyendo, tanto como yo preparándolas.

Un beso y feliz semana!



4 comentarios:

  1. La vuelta al cole es para todos... día duro el de hoy...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja para algunos sobre todo!!! Pero piensa en lo mucho que tr han cundido las vacaciones!!! Enhorabuena por tu tienda. Bss

      Eliminar
  2. Mucho ánimo con la vuelta Esther, con lo organizada que tu eres seguro que lo tienes todo en marcha en un periquete. Los peques se adaptarán sin problema al cole nuevo, para ellos los cambios siempre son mucho más llevaderos que para nosotros.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, lo se!! Pero hasta que no les vea sonreir al salir de clase no me quedaré tranquila! Bss

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...