12 octubre 2014

El té del domingo contigo

Comtesse du Chocolat


Yo también he decidido apuntarme a la nueva moda de Si me estuviera tomando un café contigo, en la que los viernes, y siguiendo una moda importada desde EEUU, en el blog se escribe de modo que pareciera que tu y yo hemos quedado a tomar un café y te contara mi vida.

Para salirme un poco de la norma, yo en vez del café de los viernes, me tomo el té del domingo. Porque como dice Olaia de Placeres de Domingo, los domingos están para disfrutar de sus placeres (valga la redundancia). Y para mi escribir este blog, dedicarte este momento, es un gustazo, casi una necesidad.


Pues si estuviéramos disfrutando de un buen té con pastas, te diría que esta semana ha sido una semana de contrastes. En el aspecto laboral, en la empresa nos han dado muy malas noticias, que ya estamos padeciendo cada uno, lo cual ha provocado tensión, pesadillas, y malas noches. Te planteas si debes de dar pasos adelante con valentía, o si es mejor meterte en tu caparazón y esperar a que pase la tormenta. En esas estamos.

Sin embargo en todo lo demás, especialmente en el terreno bloguero, la cosa no ha podido ir a mejor. Carol, de MisCastillos de Arena nos eligió a YellowMandarin y a mí como dos de sus blogs de cabecera porque somos madres reales, con problemas reales, que hacemos equilibrios con nuestro trabajo, la familia, la casa… Este tipo de cosas te hacen sentir muy muy orgullosa, y que a pesar de la que cae, te sientes a escribir con aún más ganas.

Si estuviéramos tomándonos un té de domingo, te diría que el jueves me lo pasé genial en la inauguración de Tu luna de papel en Chamberí. Una tienda preciosas de la que te hablaré con detalle mañana. Estuvimos un montón de blogueras. Me reencontré con las que ya conozco y que son ya amigas y conocí a otras nuevas que tenía muchas ganas, como Quintano y María de Bizcocho de Chocolate o Gelatina de Plata, Mónica Diago, Andrea Amoretti…en fin que lo que yo planeaba fuera un ratito, dio de sí unas cuantas horas. Porque la verdad me siento realmente a gusto compartiendo experiencias con todas ellas.

Si estuviéramos tomándonos un té de domingo, te diría que últimamente los sábados son días caseros caseros. Afortunadamente tengo unos hijos que les encanta estar en casa, jugar, disfrazarse, montar casitas en las habitaciones, o cocinar conmigo, sin echar de menos el tener que salir de casa en ningún momento. Aunque tengo que pelearme con ellos para que jueguen al fútbol en una sola parte de la casa y con la pelota blandita.

En este té, a la vez que me tomo una pasta, te diría que una vez más he sido poseída por Martha Stewart y voy habitación por habitación ordenando cajones, cambiando muebles, y reorganizando. Casi que estoy por apuntarme a la liga americana de las Tidy Mom a ver si por lo menos saco algún provecho económico de todo esto.  Por ahora tengo listos la entrada (con armario de los horrores incluido), la cocina, el tendedero (ahí perdí toda la mañana de ayer) y el cuarto de estar.  Aún me quedan unos cuantos frentes.

Tomando el té te contaría que estoy muy orgullosa de mi familia, que los niños están felices, y me lo demuestran sin querer y no hay mejor prueba que esa, con su “nuevo” colegio en el que además hoy, nos darán un premio como familia por la Asociación de Antiguos Alumnos. Así que un privilegio formar parte de ella, aunque sea como consorte.


Si estuviéramos tomándonos el té te contaría que mañana es el cumple de mi Santa Madre. Y que aunque soy de escritura fácil, ella me lo pone difícil con todo lo que supone para mi. Porque siempre, siempre está ahí, aunque tenga que mirar su agenda tiene muy claras sus prioridades. Porque lucha porque sigamos todos unidos, porque es mi ejemplo de mamá gallina y de tantas tantas cosas. Porque a pesar de su fuerte carácter, sí, no hay quien la tosa o la lleve la contraria, se derrite como la mantequilla con sus nietos. Que a pesar de una enorme tendinitis en la rodilla, se empeña en coger a La Heredera en brazos y correr con ella bajo la lluvia para llegar antes a cubierto. Porque siempre te tiende la mano cuando la necesitas, y cuando no. Muchas gracias mamá. Te quiero. 
Pinterest
Y tú, ¿qué tal tu semana?

Un beso muy fuerte y gracias por estar ahí. 

3 comentarios:

  1. Si estuviéramos tomándonos el té te diría que me cuentes mas cosas, que todo lo que cuentas lo haces interesante! Buen domingo!
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el apunte Esther!
    Pues mis últimas semanas se han complicado mucho en el terreno laboral, y eso ha hecho que haya tenido que aparcar algunas otras facetas de mi vida (como la bloguera, aunque espero poder recuperar el ritmo esta semana). En lo personal, he disfrutado mucho de mis amigos, de mi pareja y también de mi casa. Y si, yo también he ordenado muuuuuuchos armarios.
    Me ha encantado el té de hoy!

    ResponderEliminar
  3. Yo llego un poco tarde,pero me lo tomo el lunes a primera hora! Gracias Esther por haberme incluido en tu te de domingo, un honor para mi!!!!!!! Felicidades retrasadas a tu mami, seguro que disfrutasteis un montón! Necesito que me enseñes a ser un poco de Marta Stewart porque siento que tengo toda la casa patas arriba.......;-) Me encanta tomarme un te contigo auqneu espero hacerlo pronto en persona!!!!!! espero que los problemas laborales se solucionen! Muchos muchos besos! Carol

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...