18 noviembre 2014

Nuestra cocina II: por dentro


Antes de comenzar el post, me gustaría dar las gracias por la abrumadora acogida a Nuestra Cocina. La verdad es que no podía sospechar que fuera a crear tanto interés una cocina que dista bastante de ser una cocina de revista. Pero es de bien nacidos ser agradecidos, así que mil gracias.

He recibido en estos días, varios e-mails en los que me pedís que enseñe cómo la organizo. Así que en este segundo post ya me lanzo a la piscina totalmente y abro los armarios de par en par.

Como he comentado en más de una ocasión, durante el reposo que tuve que hacer al principio del embarazo de La Heredera (por estas fechas, exactamente) me empapé de Martha Stewart y Flylady. Yo no podía hacer nada por entonces. A penas me dejaban levantarme de la cama al sofá y del sofá a la cama. Así que Amazon se convirtió en mi mejor amigo y el cartero tuvo que cargar con algún que otro tocho durante aquellas semanas.

En cuanto me levantaron la prohibición me resarcí con creces y di la vuelta a la casa de arriba abajo, con la ayuda de Ana, que era la chica que tuvimos que contratar para que me echara una mano con los niños durante el reposo y el embarazo.

Armarios, cajones, cajoneras, todo sufrió una fiebre organizing  sumada a un síndrome del nido galopante.

No te voy a decir que desde hace tres años las cosas en la cocina sigan igual, ha habido cambios, pero fue un punto de inflexión, y más o menos la organización es la misma desde entonces. Pero una es humana, y en esta casa hay más miembros, por lo que no siempre están a punto de revista.

Aprovecho las limpiezas para dar una vueltecita y volver a colocarlos como me gusta. Sobre todo a los cajones de sastre, que llegan a esconder tesoros de lo más insospechado.


En los armarios de la parte superior guardo la comida. Un gran invento son las rejillas plegables o colgantes, que te permiten duplicar el espacio de las baldas, al crear dos niveles. Yo las utilizo dentro de los armarios, pero también fuera (en el rincón del desayuno).




Aunque tengo una zona de despensa en el lavadero, la mayor parte la guardo en la cocina. Hay un armario de conservas, harina, arroz, pasta..., otro para los desayunos, y dulces, otro para las especias y aliños, y otro donde guardo todo lo relacionado con la repostería.


Este último es sin duda, mi favorito. Me encantan los cachivaches de repostería, los moldes, las espátulas. En la primera balda guardo las herramientas, entre ellas este juego de medidas americanas que me mando Ana desde Florida y que me chifla, pero tengo que ocultar de las garras de La Heredera que se cree que son para jugar.  



En la balda intermedia están los moldes de silicona. Tengo varios, sobre todo para hacer madalenas (por cierto hace bastante que no hago) y plumcakes. 

Y en la última los de acero o latón, el redondo con hebilla es mi favorito. Me da igual que esté abollado, y empiece a salirse la masa por debajo. Siempre va bien, nunca se pega, no se quema la base...no sé que voy a hacer sin él. 


En los armarios inferiores, guardamos los electrodomésticos que no son de uso diario (yogurtera, sandwichera, licuadora…), la vajilla que utilizan los niños (esto se merece un post a parte porque he pasado por muchas épocas).

En otro guardo las sartenes y cacerolas de diario. Junto con las tablitas de madera y unos salvamanteles maravillosos que nos regalaron en nuestra boda.

Y en el más grande guardo los odiados tuppers, los porta tartas, Pirex varios, el wok, sartenes especiales, la olla a presión, escurridores…


Una de vosotras me pedía que explicara cómo coloco los tuppers. La verdad es que siempre lo he hecho de esta manera: los encajo, sin tapa obviamente, unos dentro de otros por formas. Los rectangulares, los cuadrados y los circulares. Las tapas igual: las rectangulares, las cuadradas y las circulares. Por ahora no he encontrado otra fórmula mejor y nos apañamos bastante bien.

Últimamente me ha dado por almacenar las cosas en cristal, reutilizando tarros. Dicen que es mejor, por no sé qué cosa que desprenden los plásticos con el paso del tiempo. Yo la verdad es que aún no tengo los suficientes tarros como para almacenar todo, así que sigo tirando de los de toda la vida, pero si veo que se estropean, los tiro. Cada vez van quedando menos.

En cuanto a los famosos cajones de sastre (más bien desastre) me he lanzado al mundo de la edición y he creado un video de cómo fue el paso a paso. Perdonad la calidad, pero es el primer foto vídeo que edito en mi vida, en plan autodidacta total y voy y lo subo a youtube. En fin, échale un vistazo pinchando en el link. El video en sí, muestra el antes, el después, y el proceso.  Obviamente con la práctica mejoraré en edición así que te pido que seas benevolente conmigo.


Y por hoy esto esto. Aún queda cocina, pero prefiero ir haciéndolo en pequeñas dosis, porque mañana entramos en modo Navidad (tranqui, que no te voy a inundar de papa noeles y renos) la cosa va por otros derroteros. Los que estáis suscritos a la Newsletter ya sabéis de que va e incluso ayer os adelanté un descargable. Básicamente he pensado que te gustaría saber cómo me he planificado para vivir los preparativos, para llegar a todo sin terminar dándole a las drogas. Y luego semanalmente ir preparando cosas para que a partir del día 24 disfrutemos, disfrutemos y comamos. 

Te espero mañana!                      


Besos 

6 comentarios:

  1. Tengo que hacer limpieza y ordenar todo bien, ya!!!!!!!! que gusto ver todo ordenadito, se trabaja, se cocina y se vive mucho mejor con todo ordenado!!!!!!!!!!! me voy a poner en modo on, y marcarme metas cada dia para ir ordenando, a la vuelta dle verano ordene toda la cocina, pero ya ha vuelto a ser la de antes y no puede ser....gracias por comaprtir tu cocina con nosotros porque a mi me inspira!!!!!!! Un besazo y feliz martes!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Genial el post! Gracias por mostrarlo

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta! A mi me encanta tener todo organizado en la cocina porque es uno de los sitios donde mas disfruto de la casa!!
    Gracias por compartirla!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por compartirlo! !! Me hacian los ojos chiribitas con los cajones tan ordenados!!!!!
    @rositaesmama

    ResponderEliminar
  6. Hola! soy nueva seguidora (quedateenminube)
    Qué chula, todo ordenadito, gracias por compartir tu cocina!
    Saludos, :))

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...