10 diciembre 2014

DIY Christmas cards


Según nuestro calendario de {Preparando la Navidad}, esta semana toca dejar listos las felicitaciones navideñas.

Cuando era pequeña me encantaba en esta época abrir el buzón y encontrarme los sobres con postales de Belenes los más clásicos, o con PapaNoel o más modernos. Daba igual, me encantaba. Además por entonces te escribía tu familia, los amigos, el dentista, la notario… incluso alguno venía con un décimo de lotería.

Por nuestra parte mis padres en estos días compraban las típicas tarjetas de Unicef en Correos y se ponían a escribir a familiares y amigos como locos.

Yo trato de mantener la costumbre heredada y cada año mando mis “christmas” . Desde que nació El Mayor, la felicitación era una foto de uno, dos y tres  niños al lado del árbol o del Belén. Incluso el año pasado nos animamos y aparecimos los cinco. Siempre los encargaba por internet y genial, era un trabajo sencillo y rápido y la verdad es que siempre quedaban preciosos.

En contrapartida lamentablemente, cada año recibimos menos. A penas ya sólo los de nuestra familia de Alemania, pero a los niños les hace la misma ilusión mirar por la rendija del buzón cada tarde y abrir el sobre y ver con qué nos sorprenden.

Este año, que estamos recortando costes, he decidido que la tarjeta la hacemos en casa con estas manitas, y aprovechando restos de papeles y lo que tengo por aquí.

Así que este fin de semana me puse manos a la obra, contando de vez en cuando eso si, con ayuda de  un duende colaborador. En una mañana teníamos  diez tarjetones listos, para escribirlos por la tarde.


Hemos necesitado: cartulinas tamaño folio en verde y rojo, folios para pegar en la parte de atrás y escribir mejor, y para decorar, los restos de los papeles navideños que utilicé para los {Cuadernillos de Navidad}, los lazos que compré en Tiger y que viste en {La caja de empaquetado}, una troqueladora en forma de estrella y pegamento.



Para mi gusto, cuanto más sencillos mejor.



Aunque de los que más orgullosa me siento es de los de los paquetes con lazo. Que son tan simples como hacer cuatro agujeritos con las tijeras finas de coser, y pasar el lazo.


¿Y tú? ¿Eres de las que compra, los encarga o los haces?


Besos,

2 comentarios:

  1. Desde que nació Candela, suelo hacerlos yo y me gusta incluir una foto suya. El año pasado, hacía un mes que había nacido Valentina y estaba desbordada, así que no envié, pero este año vuelvo a la carga. Me encanta como te han quedado Esther.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo he pasado por diferentes fases. Durante años compraba las postales a alguna ONG o a Médicos sin Fronteras, Unicef... me parecía un buen momento para contribuir a la causa, pero hace años que yano envío postales de navidad tradicionales. Ahora felicito la navidad por correo electrónico, pero la postal también la diseño yo, así que el tiempo que invierto es casi el mismo y la dedicación también. Y lo cierto es que recibo muchas más respuestas de las que recibía antes!

    Las tuyas te han quedado genial, se nota que hay mucho cariño puesto en ellas!

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...