14 diciembre 2014

Té de domingo


Penúltimo té antes de Navidad. ¿Cómo llevas los preparativos? ¿Todo en orden, o has empezado con la ansiedad pre-fiestas?

Yo el viernes lo rematé disfrazándome de león y haciendo junto con un montón de padres una función de Navidad para los niños de Infantil (entre ellos El Mediano). Hubo un momento previo de pensar: me rajo, no lo hago, pero luego pensé en la ilusión que le haría a mi hijo verme allí subida y encima de león así que me pinté hocico, me puse una cabeza peluda y lista.

El año que viene tendré a La Heredera en Infantil, por lo que al menos me quedan otras tres funciones más. Tomo nota para futuras ocasiones: tomarse un vinito antes, más que nada para perder completamente la vergüenza.

Mientras nos tomamos el té/café, te cuento que ayer sábado, me dediqué todo el día a ordenar, ordenar y ordenar. ¿Te  puedes creer que aún me quedan cajones y algún altillo de esta casa donde aún no había metido mano? Cuando lo hago me encanta descubrir tesoros que tenían guardados mis abuelos.

En esta ocasión ha aparecido un trípode maravilloso que utilizaba mi abuelo. Es como de los años sesenta y pesa un quintal, pero tiene un montón de alturas, posiciones y es sumamente estable.

Ya sabes que creo mucho en que desde el cielo me mandan señales, y esta creo que es una más de que voy por el buen camino. Mi trípode se partió hace un mes, y estoy usando un Gorillapod que me regalaron mi hermano y mi cuñada, y que es practiquísimo para cuando estoy fuera de casa pero desde luego no tiene la estabilidad de este. Ahora ya no hay excusa para las fotos movidas.

Te echo un poquito más de té, y te cuento que estoy encantada por tener ya en mis manos mi nueva agenda para el 2015. Sí, es la de la foto de arriba. Esta semana te contaré su historia para que te hagas con una. Y es que el año se acaba y como siempre me pasa, ya tengo prisa porque llegue el nuevo, escribir mis propósitos, materializar sueños…

Aunque gracias al montón de e-mails que he recibido estos dos últimos días contestando la pregunta que lanzaba en la Newsletter del viernes tengo muy muy claro lo que queréis. Ha sido alucinante cómo habéis coincidió el 99% en lo mismo. Así que ha sido un chute de ilusión por ver que lo que a mí me chifla a vosotros os encanta. No puedo pedir más. GRACIAS. (Sigo contestando).

Ah!! Y también gracias a todos los chivatazos que me habéis mandado donde encontrar el famoso spray Gingerbread. Ahora al parecer las tiendas ahora están plagadas de ellos. Así que haré acopio también de barritas, ambientador para el coche, velas... gracias a Don Amancio también.

Y antes de acabar nuestro momento semanal, te avanzo un poquito de lo que nos deparará esta semana. Mucha mesa navideña, Enjoy the Little things, algo de deco, regalos y una emprendedora entre otras cosas. Y por supuesto, el martes y el viernes nuestro encuentro paralelo en tu correo electrónico.

Muchos besos y feliz domingo. 

2 comentarios:

  1. Hallo Esther!! pues si..la ansiedad viene unida a la pre-navidad asi es que si tienes alguna idea de menú para sorprender a la suegra..jajjaa pueblicameloo!!!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...