11 enero 2015

Té de domingo

Esta semana nos tomamos el té aún con la resaca navideña en el cuerpo.

Esta semana ha sido de esas semanas como de acoplamiento. Después de diez días de vacaciones volver a la cruda realidad me ha costado bastante más que por ejemplo en verano. Pero ¡no queda más remedio!

Mientras nos tomamos el té te cuento que esta semana he puesto en marcha la nueva etapa de La Merienda a las 5 y la verdad es que ¡menuda acogida! Sólo en tres días he conseguido el mismo número de visitas que en todo el mes pasado que ya fue glorioso en la historia del blog.

Eso me llena de satisfacción pero también me impulsa a seguir trabajando duro.

Entre pasta y pasta te cuento que no sé qué hacer con tantos juguetes. Esta semana no voy a tener más remedio que hacerme con una librería nueva para el cuarto de los niños para poder meter todo lo que ha llegado nuevo. Ahora más que nunca me alegro de haber hecho en octubre una súper limpieza de juguetes porque si no, lo mismo se habría hundido la casa.

Eso me lleva a contarte que como propósito este mes y con el fin de lograr dos de los grandes anuales, he decidido hacer limpia en casa. Eso significa que cada día, dependiendo del tiempo que tenga, escojo un cajón, un armario o una zona de la casa para hacer selección de cosas que debo tirar, otras que guardo en los altillos, otras que doy y otras que se quedan.

Según voy avanzando tengo mayor sensación de paz. Además sin tanto cachivache se limpia muchísimo mejor, y ahorro un montón de tiempo.

Te sirvo un poco de té y te cuento que aún no he estrenado las rebajas. Primer año desde que tengo cierta independencia económica. Pero no por falta de tiempo, sino más bien de ganas. Estoy convencida que con tanta limpieza de cosas que estoy haciendo me doy cuenta de que si estoy tirando es porque realmente no necesito más, sino menos. Así que me lo planteo tanto que al final no cojo nada. ¡Mejor!

Bueno, miento, les he comprado unos pijamas a los niños. Pijamas polares horteras donde los haya pero que son súper calentitos, porque en su cuarto por la noche hace mucho frío y además se mueven tanto que se destapan…¡ah! Y me di el capricho de una taza-termo para la oficina, de tres eurillos, tan florida y cursi que me alegra las seis horas que estoy ahí.

Y por lo demás todo sigue en orden y los propósitos los voy cumpliendo, tal y como te dije, poco a poco.

Y ¿tú? ¿Cómo ha ido la semana?


Un beso enorme,


6 comentarios:

  1. buenas tardes preciosa!
    menuda semana la tuya! la mia tenia que haber cundido mas, ponerle mas ganas y haber hecho lo que has contado de hacer limpia de la ropa, y ver con que me quedo, que tiro o que doy (eso si, tengo que buscar donde lo doy... ) y siempre "por h o por b" no consigo avanzar. asi que mi semana se ha pasado volando y volvemos al lunes.... a ver que tal esta!
    feliz semana que comienza
    besotes

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco he estrenado las rebajas, claro que antes del día 7 hice algunas compras y ya había descuentos, pero eso no vale, ¿no? Yo también me apunto a la limpieza general. Bss. Gabi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No no vale Gabi. Oficialmente siempre han empezado después de Reyes... :-)

      Eliminar
  3. yo tambien he xomprado pijamas a las niñas en las rebajas y un jersey calentito para mi, pero el jersey es porque en la oficina me tocaron 40 eruos de la loteria y si no te das un capricho con ellos no lucen, y me he cogido el jersey!!!!!!!!!! felicidades por el gran numero de visitas del blog, te lo mereces porque La merienda a las cinco es genial!!!!!!!! Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno!!! Yo el jersey también me lo habría comprado porque literalmente mi oficina es Siberia. Un besazo

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...