01 marzo 2015

Té de domingo



 A este té con pastas y sándwiches invito yo. ¿Por qué? Porque no sé cómo dar las gracias por las continuas muestras de cariño, los mensajes de ánimo, las llamadas esperanzadoras que he recibido durante esta semana.

No es que me haya sentido querida, no. Lo siguiente. Y aunque todavía hay algún momento de frustración. Empiezo a ver las cosas de otra manera.

Muchas de vosotras y la doctora de cabecera, que no puede ser más encantadora, me habéis dicho que aproveche para hacer cosas que probablemente no pueda hacer a diario. Tejer, leer, ver una serie completa, o veinte veces mi película favorita. Por ahora no he podido, porque me ha vencido la responsabilidad de no dejar mi trabajo tirado de la noche a la mañana, pero a partir de esta semana pienso concentrarme en mi rehabilitación.

Este es el primer té de mi mes favorito. Y es que es mi mes. El mes de mi cumpleaños, del comienzo de la primavera. El día 17 cumplo 35.

Pensaba celebrarlo de una manera distinta a la que probablemente me vea obligada a hacerlo. El año pasado El Santo y yo nos escapamos a Oporto y fue el mejor regalo del mundo. Porque ¡qué pocos, poquísimos momentos, estamos a solas!. Este año compartiré mi día con el fisio, las muletas y algún médico, pero lo más importante, mi familia y amigos estarán ahí.

Decía mi cuñado Pablo que no hay mal que por bien no venga, y esta llamadita de atención me está provocando un cambio de mentalidad y de hábitos que probablemente sean a mejor. Una alimentación sana (me estoy haciendo experta en alimentos antinflamatorios), y ejercicio (que llevaba un año sin hacer nada, absolutamente nada).

Todavía me río dando gracias de que no me hayan dicho que corra, porque entonces sería todavía más deprimente. No me gusta correr, me siento tremendamente ridícula. Yo jamás sería como esas chicas y señoras tan monas y estilosas con sus mallas, deportivas, perfectas con sus auriculares que las ves salir del Retiro y coger Príncipe de Vergara como si hubiesen estado haciendo nada.

No, yo me veo en chándal (que no tengo, por cierto), colorada como un tomate escaldado, y sin apenas levantar los pies del suelo y con los brazos doblados, bien pegados al cuerpo y girando el tronco de una lado a otro como si eso me fuera a dar más impulso y en vez de veinte centímetros por zancada, fuera a dar treinta y cinco.

Treinta y cinco. Esos son los años que cumplo, y con orgullo. Tengo una familia maravillosa que me cuida y quiere, (mis hijos no paran de decirme que me quieren y que qué guapa estoy  estos días, y me encanta). Unos amigos que me apoyan, y sé que tengo ahí para lo que necesite. Y este espacio que me llena, que me calma y que me satisface por completo. Que me ha hecho conocer gente increíble que con su ejemplo sé que esto se quedará en simplemente: “algo más”.

Sé que terminaré pasando por el quirófano, pero voy a hacer lo posible porque sea dentro de mucho tiempo, sé que para ello tendré que comprarme un chándal (aquí es donde se escuchan las risas) y  que tendré que comer mejor, olvidarme de muchas cosas caprichosas por las que ahora mato: esa tableta de chocolate con leche post-cena, ese pan de mis amores, los huevos fritos con patatas, las pizzas, o los espagueti carbonara.

En este té, te cuento que durante esta semana me he ido despidiendo poco a poco de ellos. Sí, en plan homenaje, pero no melodramático. Sé que El Santo ha debido de pensar, pues qué régimen más extraño hace esta, pero es lo suficientemente cauto y amoroso como para decirme nada.

Todo lo contrario, me ha traído agua con gas que me recomendó un padre del cole. Haremos las tortitas con plátano y yogurt en vez de con harina, preparó una enorme macedonia para que tomara fruta, porque soy muy vaga y no la como por no tener que pelarla. Sé que me apoya, y que si hay que hacer la masa de pizza con coliflor, la haremos, que si hay que tomar soja, la tomaremos.

¡Ay! Nunca una pierna coja había traído tanto movimiento a un hogar.

En fin, quiero terminar este largo té de domingo, con el mensaje de que no estoy vieja. No. La vida me está avisando, simplemente. Porque todo esto, estoy cada vez más segura, traerá más beneficios que problemas. Y señor cirujano: probablemente cuando me llegue el día, usted ya esté jubilado.


Un beso y feliz semana. 

20 comentarios:

  1. Solo darte un abrazo enorme. Te descubrí hace un mes y todas las mañanas lo primero que hago (después de tomarme una taza enorme de café) es leerte. Sigue así, las cosas son como son y lo que hay que hacer es adaptarse a las circunstancias y sacar el mejor provecho de todas las situaciones. Un besazo y te seguiré leyendo¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cris. Me alegra muchísimo saber que hay gente ahí, al otro lado, como tu. Efectivamente hay que sacar provecho de cualquier situación, especialmente de las malas, aunque cueste. Un besazo

      Eliminar
  2. Hola guapisima, a mi tambíen me gusta mucho este mes comenzara la primavera que me encanta y dejaremos el frio. Pues yo te deseo lo mejor, si que es verdad que a veces nos vienen etapas mas durillas, pero ya veras como todo se te soluciona y vuelve a la normalidad con paciencia,me siento bastante indetificada contigo porque en este caso es mi marido el que le pasa lo mismo, pero bueno como te digo, mucho animo y palante. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya...pues tu también tienes lo tuyo, porque a veces pienso en el lastre que puedo llegar a ser para mi marido, que lo mismo le apetece hacer otro tipo de planes o simplemente no tener que hacer cosas que está haciendo ahora para ayudarme.
      Muchísimas gracias por los ánimos, de verdad. Me llegan.
      Un besazo

      Eliminar
  3. Ni vieja, ni ná de ná... estas estupenda.
    La naturaleza humana es muy sabia, pero nosotros normalmente no la hacemos mucho caso, así que en ocasiones viene, te dá un fuerte tirón de orejas y te "resetea"... tú estás en ese período. Es genial, porque te ayuda a conocerte un poco más, a parar, respirar y disfrutar.
    Sonríe, aunque imagino que en muchos momentos no tengas ganas, y sigue hacia delante.
    Ahhh 35, estamos en la flor de la vida (yo casi 38... snif, snif)
    Un besote grande.
    Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, así también lo veo. Estoy en fase de stand by y pienso darle fuerte al reiniciar pronto. Efectivamente el cuerpo es sabio y me había estado mandando señales desde hace unos meses, pero con las prisas lo he obviado por miedo a parar y ahora ha sido él el que me ha parado en seco.
      En la flor de la vida. Dicen que ahora viene lo mejor.
      Un besazo enorme

      Eliminar
  4. hooola!! gracias por este te.
    mucho mucho animo!! vas por buen camino... y en algunas cosas te pareces seguro a muchas de nosotras.. yo no tengo chandal (tambien me lo tengo que comprar)..lo de correr y ponerme roja es todo uno, y lo de la fruta... de siempre!! por vaga no la como, salvo la que no haya que pelar! jijiji.
    en serio, mucho animo, vas, como te he dicho, por buen camino y todo lo que hagas ahora ira en tu beneficio. tienes mucha gente contigo. y aqui seguiremos nosotr@s.. yo por lo menos.
    y de vieja na!! te escribe alguien que acaba de cumplir 39...ufff

    un besazo enoooorme y otro para el Santo
    pd... alguna de tus nuevas recetas comparte porfiii

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia. Muchísimas gracias por loas palabras de ánimo y por hacerme sentir que estás ahí. De verdad. Me alegro que pertenezcamos al mismo club de #corredorasqueseponenrojasysolocomenfresaspornotenerquepelarlafruta
      Un besazo!!! Y cuenta con ello.

      Eliminar
  5. Hola
    Hace poco que te he descubierto pero me encantas. Muchísimo ánimo y ojalá pudiese tener yo esa fuerza de voluntad para hacer frente a algunas cosas pero la ansiedad me mata.
    Muchas gracias por el te. Es mi bebida favorita
    Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Millones de gracias a ti Pilar! Me alegro de que te guste el blog. Hay veces que nos sorprendemos a nosotras mismas sacando fuerza de voluntad de donde creíamos que no habría. A mí no me ha quedado más remedio y sobre todo porque sé que esto no es el final sino un buen principio.
      Un beso enorme y a disfrutar!

      Eliminar
  6. Este post es la mejor manera de afrontar lo que te pasa! Se te ve valiente, decidida y con ganas y eso es lo mejor para tu rehabilitación!! Ánimo! Podrás con ello! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Cristina!! Esa es la idea. Aunque haya momentos de bajón y de rabia por querer recuperar mi vida de antes, poder ir a buscar a mis hijos, o pasear el carrito de la pequeña o ser independiente. Pero sé que esto no es eterno y que en breve todo volverá a su ser o incluso a mejor.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  7. Ya me he apuntado el dia 17 para que no se me olvide!!!!!! 35 ???? si esos no son nada!!!!!!! que yo he cumplido los 40 y no me siento nada vieja!!!!!!!
    Me he reido mucho con lo de correr, que cosnte que yo si que corro pero no con chandal, no tengo cahndal!!!!!! jajajajaja! yt llego toda roja y sudorosa, pero tambien me siento mejor!!!!!!! y no tengo tanto glamour y corro por el campo!!!!!!! jajajajajajaja!
    Esther, estas estupenda, llevas un ritmo frenetico , haces mogollón de cosas, y sabes que eres mi heronina, cuidate muchisimo, muchisimo!!!!!!!!!!!!!!!!! que piensas mucho en todos los demas y poco en ti, esto te vendra bien para pensar en ti! Muchos muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Carol!!! Que haría yo sin ti y sin tus mensajes de ánimo, de verdad. Eres de lo mejor. Deseando recuperarme y poder ir a dar un paseo (que no correr) por tu campo.
      Un besazo

      Eliminar
  8. Soy conmibolsoacuestas desde mi segundo blog ;) Ni se te ocurra decir que eres vieja, estamos en lo mejor de la vida...sabemos bien lo que queremos y cómo! y encima somos guapetonas. jejeje..y te recuerdo que yo he cumplido 36 el viernes pasado! mi escalera hacia los 40 snif..pero oye, seguiremos igual de guapitas. por cierto, necesito tu lista de alimentos antiinflamatorios.

    beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisol!!!! Tengo tu email ahí para contestar porque menuda tienes tú también. Y como le decía a Belén arriba, estamos en la flor de la vida. Dicen que ahora viene lo mejor. Lo mismo esto es como una puesta a punto para disfrutar de la nueva etapa, no? Lo importante es la actitud. Siempre.
      Un beso enorme y disfruta de la tierra maña.

      Eliminar
  9. Te aviso que lo de correr es ponerse... si te pones y te descuidas estas enganchada.. te lo digo yo que me ha pasado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no? Yo lo he intentado, pero conmigo no va. Eso sí, puedo andar y andar y andar sin problema. A buen ritmo. Ahora, no, claro, y me imagino que en un tiempo tampoco, pero volveré a hacerlo. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Me alegra leerte mas animada y optimista. Me siento totalmente identificada contigo cuando hablas de correr y del chandal (yo tampoco tengo y las veces que se me ha ocurrido correr casi me da un patatús)
    Sabes que al otro lado de la pantalla estamos contigo, verdad? Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo sé. Y aunque esta semana ha habido dos días sin post (y estoy hoy sábado contestando a vuestros comentarios de hace días) me he sentido muy arropada y querida. Estoy enormemente agradecida. Tengo mucha mucha suerte. Ojalá pueda devolver todo este cariño recibido. Un beso enorme.

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...