22 marzo 2015

Té de domingo


Una semana más aquí estamos tu y yo. Y aunque casi no lo parezca la primavera ya ha llegado. Este té / café debería estar acompañado de flores, de rayos de sol, sin embargo parece que aún nos va a costar un poquito disfrutar de lo que realmente es primavera. 

Mientras nos tomamos el café te cuento que esta semana he pasado a los 35. Como le decía a todo el mundo, los 35 serán complicados, pero no peores, sino todo lo contrario. 

Por de pronto empecé genial. Mi marido y mi cuñada Mis Apañada, me organizaron una cena sorpresa con mis amigos y familia el mismo día de mi cumpleaños. Fue un subidón enorme. El sentirte querida y olvidarte por un buen rato de tus amarguras es una buenísima medicina. Y reconozco que desde el martes, soy más feliz.

Físicamente sigo igual, pero anímicamente puede que esté un poco más fuerte. Además el régimen empieza a notarse, y quieras o no el mirarte en el espejo, y sobre todo notar que la ropa deja de apretarte, hace que te encuentres más guapa, y que tengas más ganas de arreglarte (aunque sea para ir al fisio y volver a casa). 

¡Qué importante es estar en forma!

Entre sorbito y sorbito, te cuento que esta semana me he saltado el régimen en dos ocasiones. La cena de mi cumpleaños y el día del padre. Pero con qué gusto lo hice. El martes, en la cena sorpresa no pude resistirme a la maravillosa comida que había encargado mi cuñada. De verdad, hacía tiempo que no comía tan bien, tan rico, te recomiendo enormemente si vives en Madrid que vayas a La Cecilia de Allende en la calle Alberto Alcocer, te sorprenderá gratamente. Y los postres…los postres de llorar de emoción. No digo más. 

El día del Padre, mis hijos y el Santo me hicieron una {Tarta de oreos} por mi cumpleaños porque no había tenido el martes. La receta y el paso a paso te los dejé aquí en el blog el viernes. Los niños como pudiste comprobar disfrutaron muchísimo y se lo tomaron con una seriedad sorprendente. Por supuesto, volví a saltarme la dieta con el postre. 

Pero mira, al final si el resto del día te alimentas bien, o escoges una comida más ligera o depurativa puedes compensar los excesos y el capricho no se nota en la báscula.

Creo que esa es la clave, comer con cabeza. Saber qué es bueno y qué no. Tener un plan y un plan b para este tipo de imprevistos – previstos. Y por supuesto comer menos. No hay otra. 

Mientras nos tomamos nuestro té te cuento que esta semana que comienza empiezo a nadar. Bueno, a pedalear en el borde de la piscina, y a hacer lo que pueda a crol y a espaldas que es lo que me ha mandado hacer la médico rehabilitadora. Llevo sin hacer deporte ni se sabe, me da a mí que en los 35 voy a hacer todo el del mundo.

Estos 35 van a traer muchos cambios en mi vida, algunos un poco forzados, pero no por ello malos. Será el momento de poner todo en orden.

Y hablando de orden esta semana he conseguido dar un empujón al blog, en cuanto al trabajo que no se ve a simple vista: hacer fotos, editarlas, preparar el material, escribir y contestar e-mails, etc. Y el martes se abrirá el plazo para suscribirse al Especial Primavera, que empezará a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa. Todo os lo explicaré con detalle en un post el mismo martes. ¡¡Así que no te lo pierdas!! 

Y para acabar este primer té de primavera, y siguiendo la petición de muchas de vosotras os dejo el que ha sido mi menú semanal durante la dieta. Como sabes no he podido tomar ni pasta, ni arroz, ni legumbres ni patatas las tres primeras semanas.

PINCHA PARA DESCARGAR E IMPRIMIR


Las verduras son todas hervidas, al vapor, o asadas, la carne asada o a la plancha y el pescado al vapor (en el microondas) o a la plancha.

En cuanto al aceite de oliva tengo sólo derecho a 3 cucharadas soperas. Parece poco, pero de verdad te acostumbras y te organizas. 

La fruta la puedo tomar en el desayuno, entre horas o en el postre, igual que los yogures que han de ser desnatados y sin azúcar. Entre horas también me dejan tomarme una tostadita integral con pavo o queso de burgos. Es el único pan que puedo tomar y si lo tomo en la merienda no lo puedo tomar a media mañana o en el desayuno. 

Y beber, beber mucha agua, infusiones, té, zumos naturales caseros y refrescos light. Yo los he sustituido por el agua con gas y la verdad es que no los echo de menos.

Esta semana ya puedo empezar a tomar algo de pasta o arroz, pero sólo con verdura. Deseando que llegue el día. 

Nos vemos mañana con mi Enjoy the Little things de este mes. 

Un beso, 







8 comentarios:

  1. Buenos días, me alegro un montón de ese derroche de alegría.
    El otro día probé el agua con gas,que anteriormente la había probado,pero la compré. Decirte que en la nevera está,eso no hay quien se lo tome. Que dulzona,grrr!!!!
    En fin, ya estoy deseando que llegue el martes y por supuesto el especial reto primavera.
    Un besote

    Cocinillas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Estoy segura que algo tienes que ver tu en esta mejoría ;-). Un abrazo

      Eliminar
  2. que gran te de domingo!!
    me alegro que vayas con tan buen animo este comienzo de los 35, que van a ser redondos! ya veras!! y todo lo que te estas proponiendo, aunque sea forzado...vas a por ello y esta fenomeno!!!
    con ganitas que llegue el post del reto de primavera, porque me apunto seguro!
    gracias por el menu... ideas para mi semana.

    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gralias a ti, Alicia!! Es tan importante la actitud... lo positivo llama a lo positivo eso es indudable. Y esforzarse siempre trae buenos resultados. Un besazo

      Eliminar
  3. Esther, eres una campeona y vas genial!!!!!!!!! 35 no son nada de nada!!!!!!!! si estas en plena jueventud!!!!! el nadar es buenisimo, de verdad!!!!!!!!! Da pereza y cuesta un poco pero poco a poco te vas poniendo en forma, y es el mejor deporte para la espalda y para los musculos porque no fuerzas nada!!!!!!!!!!!! Muchos muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedes creer que hoy ha sido la primera noche que no me dolido la espalda o la cadera??? Hoy voy con más ganas aún a la piscina. Un besazo

      Eliminar
  4. Yo creo que me apunto ya hoy, Lunes, a la operación bikini. Ayer hice el pedido de la semana y no compré Coke..ay señor, lo que me va a costar esto! El agua con gas y sin sabor alguno no sé yo si lo toleraría, de momento prefiero beber agua sola. Estoy empezando a subir de nuevo en la báscula y no quiero subir más. En cuanto te descuidas..zasca!!! Me temo querida, que mis 35 también llegaron con cambios, tercera cesárea, y un postparto horrible..dolores de espalda, de boca, de cara, de cuello, lumbago va lumbago viene, bueno y todo lo que ya te he contado...no sé si tú tienes a raya los dolores porque los míos vienen cuando quieren y cuando me pillan desprevenida...ufff..es muy duro que te duela algo todos los días y encima que te digan que no tiene solución.

    beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya...eso es lo más desesperante. Senorte mal y que no te puedan curar o dar algo que te mejore. Un cada día tengo más claro lo importante que es cuidarse: por dentro y por fuera. El cuerpo al final nos para en seco.
      En cuanto al agua...yo no he podido con ella en 34 años, imaginate! Pero de repente si. Yo creo que mi subconsciente ha convencido a mi gusto de que es buena alternativa a la Coke (que me reservo para el fin de semana).
      Mucho ánimo también para ti. Un besazo

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...