05 marzo 2015

Truco para renovar un mueble de madera de forma fácil y rápida

Tal y como te decía ayer en la Newsletter me hace una ilusión especial este post.

Desde que empecé a enfocar el blog mas hacia la gestión del espacio y del hogar, muy a menudo me encuentro en la red con  un montón de trucos para arreglar cosas. Yo los guardo todos, y cuando me encuentro en la tesitura, acudo a ellos a ver si encuentro una solución.

El truco de hoy me hace ilusión porque el mueble en cuestión era de mi bisabuela alemana, tiene más de cien años y mi abuela se lo trajo en su día cuando se instalaron en España. Es un mueble vitrina de raíz de nogal. En la parte de arriba es vitrina y la parte inferior cajones amplios y profundos.

En general la vitrina estaba en buen estado, y aunque tuvo termitas en su día, ahora mismo sólo tenía problemas superficiales. La madera por el roce y demás estaba deteriorada, como seca. Incluso tenía una mancha tipo cerco aunque dudo que fuera por apoyar un vaso en ella, ya que mi abuela era muy cuidadosa con estas cosas y yo al llegar a la casa he tratado de hacer lo mismo.


El caso es que me daba muchísima pena verlo así. Soy muy sentimental con este tipo de cosas. Y empecé a buscar soluciones. No quería nada complicado, ni químico que lo pudiera dañar.

En varios sitios decían que la fórmula de ½ aceite de oliva ½ vinagre era simplemente mágica. Y me arriesgué. En cualquier caso la madera no podría empeorar con dos productos naturales. Así que aplicándolo con trozo de camiseta vieja empecé poco a poco y luego me fui animando al ver el resultado tan espectacular.





Al principio di solo a la zona más afectada, pero luego me fuí animando con los cajones, los laterales, y ya de paso la parte superior por si las moscas



Dos semanas después el mueble sigue impecable. Da gusto verlo, brilla, no se ha oscurecido. Estaba tan encantada que lo apliqué a otros muebles que por el sol estaban más descoloridos y secos.


Te advierto que al principio te olerá todo a vinagreta pero ventilando bien en un par de horas desaparecerá. El resultado merece la pena. 


La mezcla que hice fue de 100ml aceite de oliva y 100ml vinagre normal de cocina. Hay que removerlo bien constantemente para que se mezclen ya que el aceite se queda arriba enseguida. Lo que sobra lo puedes guardar en un tarro de cristal y usarlo en otra ocasión (así lo he hecho yo con otra pieza que ya te enseñaré otro día). 

Este mismo truco lo puedes usar con cualquier mueble que en su día estuvo o está barnizado. 

Un beso, 



21 comentarios:

  1. Wowwwww! tu si que eres super apañada y lo demas son tonterias!!!!!!!!! Me encanta! Me lo apunto!!!!!!!!!!! eres genial !!!!!! Un millón de gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, pero no te confundas yo no soy apañada, simplemente me gusta curiosear y buscar soluciones. Un besazo

      Eliminar
  2. que bonito te ha quedado!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alicia, la verdad es que estoy muy orgullosa del resultado.

      Eliminar
  3. ha quedado fenomenal! qué sencillo y que bueno el resultado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Si, es sencillo, fácil y barato.

      Eliminar
  4. Ummmm...creo que voy a probarlo para los muebles de la terraza...Gracias guapa!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya cambio! Te ha quedado impresionante. La verdad que el mueble además de ser precioso ahora deslumbra. Te agradezco mucho que lo compartas en tu blog, puede que algún día lo necesite.
    Un beso
    Maria José

    ResponderEliminar
  6. Truco apuntado, tengo un mueble que se nos ha estropeado con el calor y espero que tu truco funcione, me da pena porque es un mueble que me gusta mucho.

    El mueble te ha quedado como nuevo!!

    Gracias por el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, Aida. Yo se lo he dado a los típicos que tenía cerca de las ventanas (no están lacados) y se ha notado al instante.

      Eliminar
  7. Apuntado,me va genial,tengo la mesa de centro del salón un poco mal.Gracias :)

    ResponderEliminar
  8. Me lo apunto para cuando me haga falta, porque el bicarbonato en la bañera fue un éxito increíble!!!
    Mil gracias!

    ResponderEliminar
  9. ¿Y llamas a tu cuñada Miss Apañada? Si tú te llevas la palma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, Ese apodo se lo tiene ganado con sangre, sudor y lágrimas y no me planteo arrebatárselo bajo ningún concepto. Ella me lleva ventaja. ;-)

      Eliminar
  10. Truco fantástico. Y el mueble una maravilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias guapa!!!!! Un orgullo poder disfrutarlo

      Eliminar
  11. Que pasada! Ha quedado genial! Es un mueble precioso!! Estarás feliz y con razón!! Ahora a disfrutarlo!
    Chica que apañá eres!! Gracias por compartilo! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Paola! La verdad es que sí, que ahora que lo veo pienso que sus antiguas dueñas (mi bisabuela y mi abuela) estarán orgullosas de verlo así desde allá arriba. Un besazo

      Eliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...