12 marzo 2015

Trucos para dormitorios pequeños


En nuestra primera casa el dormitorio principal era bastante pequeño, unos 5 m2 y una vez incorporado el armario que hicimos de obra para aprovechar al máximo el espacio quedo poco más que para una cama de 135 y una librería pequeña.

Actualmente el cuarto es bastante más grande, pero aun así tuvimos que pensar bien la distribución.
Para empezar mantuvimos la cama de 135, no somos precisamente grandes, por lo que nunca hemos echado de menos tener más espacio. Las mesillas son altas y estrechas, con espacio para guardar libros abajo y un pequeño cajón donde meter lo indispensable.



Como son estrechas poner una lámpara encima era inviable, así que recurrimos a unos apliques de Ikea que pusimos por encima del cabecero. Como la cadena para encenderlas es muy corta se me ocurrió anudar unos lazos blancos para que fuera más cómodo y la verdad es que fue un acierto total.



En cuanto al almacenaje, los armarios empotrados que hay son insuficientes para los cinco, por lo que siempre estoy buscando trucos, rincones o espacio extra donde guardar las cosas (como ya te enseñé en {Cómo organizo el canapé}).

Detrás de la puerta de entrada quedaba un hueco que aprovechamos para poner un soporte corredero donde guardar los trajes de fiesta o los abrigos que no son de diario.



Los ponemos en fundas de plástico o de tela para preservarlos de polillas o polvo.

Pero la pieza estrella es una cómoda nórdica de los años 60 que me encanta. Estaba en la casa y es un desahogo tremendo porque tiene múltiples cajones donde colocar accesorios varios, pijamas, etc.





Dentro de los cajones metí las típicas bandejas organizadoras de Ikea, donde queda todo más ordenado y a la vista. Esto es súper útil con los complementos, como el cajón de los cinturones y los guantes, o el de la manicura.





Este tipo de muebles – cajonera creo que son indispensables casi en cualquier estancia. Porque permiten “esconder” todo aquello que estorba a la vista o en la limpieza y a la vez puedes tenerlo a mano y a la vista con solo abril el cajón.

Particularmente me gustan los dormitorios con pocas cosas, limpios visualmente, y de colores neutros. No es una habitación en la que “viva” o pase mucho tiempo, pero me gusta que al estar en ella tenga sensación de paz o de tranquilidad, por eso escogí  los tonos blancos, crudos y tostados.


Al haber pocas cosas, es más fácil de mantener al día. ¿Y tú? ¿Tienes algún truco para un dormitorio de adulto con poco espacio?


Un beso, 

3 comentarios:

  1. Nuestro dormitorio es bastante grande, con lo cual no podemos tener queja. Cuando llegamos a la casa, vimos que tenía una terraza-balcón poco útil para nosotros. La cerramos y "añadimos" al dormitorio, haciendo un anexo que utilizamos como "despacho" o cuarto para mis manualidades e inventos.
    Lo importante es lo de siempre, un sitio para cada cosa y una cosa para cada sitio.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. que buena idea lo de los organizadores, asi esta todo a la vista!!
    Saludos
    Carmen

    ResponderEliminar
  3. Yo los cinturones los tengo colgados en perchas para corbatas, de las que se cuelgan en la barra del armario. Los compré en Amazon . Engancho la hebilla al ganchito metálico y punto. Los que no tienen hebilla, al organizador...:-)
    Besos


    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...