24 abril 2015

Punto y aparte



“Érase una vez una mujer, madre de tres niños, esposa, trabajadora por cuenta ajena, que un día decidió abrir un blog porque necesitaba un espacio propio, necesitaba expresarse, necesitaba dedicar un rato de su día a día en algo para ella.

Durante meses y meses el blog fue su refugio, fue su lugar, fue su momento. No importaba levantarse a las cinco o las seis de la mañana, no importaba tener la mente a dos cientos por hora día tras días, festivos, no festivos, verano o invierno, por un sueño. O al menos eso ella creía.

Ella soñaba, en vivir de su blog, en vivir de aquel sueño, tal y como leía en los pines de Pinterest, tal y como veía en las imágenes de mujeres reales como ella, que habían alcanzado un estatus especial y acudían eventos, promocionaban marcas, y mostraban una vida maravillosa lograda aparentemente a través del esfuerzo de escribir y mantener un blog.

Cada mañana madrugaba, y con los ojos pegados se sentaba delante de su escritorio. Un día tras otro. Y miraba las estadísticas cada hora, y sonreía al ver que las éstas crecían y crecían. Le gustaba comprobar el cada día creciente número de seguidores en las redes sociales, los mensajes, los mails. Era como una droga que parecía mantenerla activa para seguir trabajando día a día. Para apuntarse a cursos online, para leer todo lo escrito sobre el blogging, para aprender sobre este mundo.

Los madrugones empezaron a no ser suficientes, y le siguieron las noches. Acostar a los niños pronto para rascar unos minutejos. Cenas rápidas a las once de la noche para seguir editando las fotografías, para repasar los post antes de lanzarlos, para planear y tenerlo todo organizado. 

Además tenía un marido que callado la apoyaba en la sombra, aunque ella le echara en cara que no le ayudara con el blog, que no hiciera buenas fotos, o que cocinara una receta para ella, porque al final no llegaba a todo, y no la estaba ayudando a alcanzar su objetivo.

Y los días pasaban y aunque los seguidores crecían, no veía más cerca su sueño, veía que otros lo alcanzaban más fácilmente, ¡su sueño! Pero ella seguía insistiendo porque en uno de los cursos o en muchos, ya no sabe porque lo tiene  tan clavado en la memoria que ya duda, decían que hay que luchar, caerse, volver a levantarse, y seguir trabajando, que ese es el camino correcto. Que lo difícil es mantenerse. Así se supone que es el blogging.

Pero entonces de repente su ajetreado día a día se paró en seco. Al principio luchó, se resistió y pensó que las señales eran propiciatorias para seguir luchando por su sueño, pero se fue dando cuenta de que no. Que la vida, las circunstancias, se empeñaban en hacerla ver otra cosa, que aunque ella no lo creyera, era su auténtica realidad.

Así el madrugar se conviritió en un imposible, porque dormía muy mal, y por la noche no era capaz de concentrarse porque físicamente no podía con su alma. 

Un buen día las cosas en su casa , y lo que es más grave, en su familia, empezaron a fallar una detrás de otra, porque al querer compartir su método de madre organizada con todo el mundo, se había olvidado de seguirlo ella misma, porque siempre tenía que escribir un post. Y sin darse cuenta se había endosado una sensación permanente de “tengo que…” que la empezaba a asfixiar. La estaba asfixiando.

Se dio cuenta de que su refugio, su momento, ya no eran tales. Que el blog se había convertido en una losa, en una pesada piedra que se negaba a tirar por todas aquellas personas que esperaban a diario sus palabras, sus trucos, nuevas ideas. Pero estaba muy cansada, ni siquiera triste por darse cuenta que seguía sin alcanzar ese sueño, que empezaba además, ese sueño, a borrarse poco a poco.

Descubrió que sus hijos y su marido la necesitaban más que esas personas, aunque ella ya las sintiera parte de su familia. Que su casa hacía tiempo que había dejado de estar al día y por eso no le apetecía estar en ella.

Así que decidió, que a lo mejor su sueño no era ese que tanto había visualizado. Que quizá su sueño fuera vivir intensamente la familia que había formado, darles un hogar maravilloso, y hacer felices a sus hijos. Y escribir, pero escribir cuando le apeteciera, y de lo que le apeteciera.

Por eso en el segundo aniversario de su blog, contrario a lo que tenía planeado desde hacía semanas en su calendario, decidió dar carpetazo a una etapa. Y abrir un nuevo cuaderno de bitácora, con el mismo nombre, el mismo formato, pero recuperando la libertad. Y así alcanzaría sus sueños, porque ahora no tiene uno, tiene varios. Fin”

Con este cuento autobiográfico quiero cerrar un capítulo de La Merienda a las 5. Mi blog sigue, pero a otro ritmo. Prefiero escribir con el corazón, tener colaboraciones bonitas y volver a disfrutar con él como lo he hecho durante tanto tiempo.

La situación es insostenible. Físicamente no puedo estar mucho tiempo sentada, y no puedo comprometerme a una publicación diaria, y menos cuando espero pronto volver a reincorporarme a mi trabajo.

Llevo semanas dándole vueltas. Y aunque una parte de mí se negaba en rotundo, otra me hacía ver que mis hijos me necesitan al 100%, necesitan que pase con ellos tiempo de calidad, necesitan que podamos hacer planes juntos, comernos un bizcocho sin hacerle mil fotos antes. Porque antes de blogger, soy madre. Y este mundo que desde fuera se ve tan bonito, no lo es tanto. Pero yo, lo voy a hacer bonito.

Aún no sé si publicaré una, dos o tres veces por semana, sólo sé que escribiré de lo que realmente me guste y me apetezca. En Instagram y Facebook podrás seguir mis andanzas diarias, no te preocupes. Y porque no hay etapas nuevas si no hay novedades, abro la puerta a las colaboraciones. Si quieres formar parte de La Merienda a las 5, si crees que podemos encajar, ponte en contacto conmigo.

Acabaré el Especial Primavera, ¡por supuesto! no os voy a dejar tirados. Pero a partir de ahora veréis más a Esther y menos a La Merienda las 5. Soy consciente de que a muchos les dejaré de interesar, pero sé que muchos, como decía en el cuento arriba, a los que ya siento familia, seguiréis a mi lado.

Este mundo blogger no es tan bonito como lo pintan, hay mucho sectarismo. He buceado y nadado en sus aguas, y no me termina de convencer. Quizá por eso este haya dejado de ser mi sueño. Pero sigo queriendo escribir, compartir y ayudar a otras personas, y sobre todo quiero disfrutar de mi vida, y ser yo misma.


Un beso y a por todas!! ¿Te seguiré viendo por aquí?

40 comentarios:

  1. Ayyyy Esther, no sabes como te entiendo!!!!! aqui tienes todo mi cariño pero no de seguidora de tu blog, sino como amiga porque yo te siento amiga mia!!! Sabes que siempre te he dicho que no sabia como eras capaz de seguir ese ritmo??? Yo te leere siempre y siempre vas a ser referencia para mi!!!!!!!!! tu familia y tu sois lo primero! Cuidate mucho, escribe lo que te aptezca y disfruta con ello! Me ha hecho gracia porque siempre he pensado por qué tantas blogueras tirunfan y son capaces de tener tantos seguidores y yo no???? y he llegado a la conclusion que mi blog es pequeñito pero es mio, que prefiero escribir cosas que me gusten y que aunque no tenga grandes seguidres ni estadisticas espectaculares he conocido gente maravillosa a traves de él! Te mando todo mi cariño y un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  2. Esther hace poco tiempo que te digo pero solo decirte q me encantas. No voy s negar q echare de menos tus entradas diarias, eres autentica de verdad y eso se nota. Yo seguiré entrando cada día da igual la frecuencia q escribas porque para mi eres un blog especial pero a veces en la vida tienes que valorar que es lo que realmente en este momento te hace mas feliz. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  3. Creo que has tomado una decision correcta, y quien quiera seguirte te seguira, animo y no te desanimes, por poco que publiques , siempre sera bienvenido, en la vida es sabio cambiar , evolucionar y adaptarse a las nuevas situaciones. Personalmente no nos conocemos, te conoci por casualidad, buscando organizacion y me encantaste. Buenos dias y un beso y abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Esther
    Me alegra que tomes decisiones que aunque tristes sean buenas para ti y los tuyos, desde luego que se te echara en falta, pero aquí estaremos o estaré por lo menos yo, como siempre, porque tu ya sabes que has hecho mucho por mi. Hace tiempo que yo me preguntaba como lo hacías me resultaba incomprensible que pudieses llegar a todo de manera tan perfecta, porque no somos superwoman, ninguna, por eso me parece perfecto que pares, disfrutes y sobre todo dediques el tiempo que se merece a tu familia. Un abrazo enorme preciosa, aquí nos/me tienes.

    ResponderEliminar
  5. Da igual la frecuencia con la que publiques y sobre lo que publiques, muchos seguiremos aquí, aunque no comentemos todo lo que debiéramos. Detrás de los blogs estamos personas que, por suerte, evolucionamos, cambiamos y adquirimos nuevas prioridades. Estoy deseando leer más cosas de Esther y, aunque eche de menos a lmal5, tienes un archivo maravilloso que releer. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Olé, Olé y Olé.
    Yo tambiétehe pasado por todas esas etapas, soñaba con más seguidores, añoraba fotos maravillosas y contactaba con bloggers de los "buenos".
    Pero antes de semana santa, en época de mucho trabajo decidí escuchar a mi marido, ese al que como tú recriminaba por no ayudar :'( y escuchar a mis hijos, esos que ha fuerza de verme sólo decían "¿es para el blog?"....
    He parado, y ahora lo hago cuando puedo, me apetece y me libera, porque era xa eso por lo que lo creé.
    Olé!!
    Somos mujeres reales con vidas reales y los tropiezos en la vida siempre son por algo. Esta ea una de las cosas buenas que has aprendido en estos duros meses.
    Seguiré a Esther en cada proyecto que emprenda, con ilusión y alegría, cuenta conmigo.

    Felicidades! Y un gran beso!

    ResponderEliminar
  7. Olé, olé y olé. Me siento tan identificada contigo, yo también empecé mi blog porque era mi rincón, ése en el que podía mostrar mi parte más creativa y las cosas que me interesaban. Nunca tuve grandes aspiraciones con él, en realidad, era mi refugio, nunca esperé que fuera el de los demás, pero es cierto, que llegó un momento en el que la publicación semanal fue incompatible con mi vida. Las niñas, un problema de salud y el cambio de trabajo, hicieron que estas navidades decidiera que por ahora no necesito publicar, necesito tiempo y disfrutar. El día que me apetezca, volveré, pero solo por el mismo motivo por el que empecé.

    Todo mi apoyo, yo seguiré por aquí, escribas de lo escribas, y escribas cuando escribas.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Pues hija qué quieres que te diga!!! Yo me alegro!! Porque como ya te ha dicho alguien por arriba, tienes un archivo estupendo para tirar de ahí cuando quiera saber como limpiar mi cocina, entre otras cosas, por ejemplo. Y que me alegro que tu prioridad sea la familia.
    Yo estaba ya estresada con tanta casa a punto jajajaj esta muchacha no me deja descansar, pensaba ya jajajajja.
    Bromas aparte, que yo sinceramente prefiero ver los ojos de tu mediano, ese que es invencible al desaliento, como tú decías, y que me encantó esa expresión, y ver lo guapo que es, y a tu princesa con su corona, y no leer una entrada diaria y que tú te encuentres mal, porque ya te considero mi amiga, no sólo una chica que me da ideas para organizarme.
    Espero que esta etapa te dé mucha alegría y paz, guapa.
    Muchos besicos!!!
    Inma

    ResponderEliminar
  9. Muy bien hecho! Lo primero es lo primero! Gracias x los consejos y ánimo!

    ResponderEliminar
  10. Esther no te imaginas como te entiendo. Yo suelo ser muy metódica y muy organizada, pues eso me facilita el día a día, y el mantener un blog implica un esfuerzo muchas veces sobrehumano para las que nos gusta que todo salga perfecto. Yo en su día también tuve un blog y al final, lo cerré a cambio de poder pasar más tiempo con mi enano...que al fin y al cabo es quién realmente me da un beso cada mañana que me hace volar por las nubes..Un beso muy fuerte guapa!! y aquí estamos para lo que necesites

    Pilar

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena por la decisión, y gracias por compartir los motivos de una forma tan sincera. Has dicho verdades como puños, y estas reflexiones son más útiles que los consejos para organizar la casa.

    Besinos, y seguimos por aquí, sin obligaciones y disfrutando de la compañía.

    ResponderEliminar
  12. Me parece una gran idea, el blog siempre se empieza por gusto, y según va evolucionando muchas veces se transforma en una obligación. Ayer justamente hablaba de esto con el informático en la sobra, llevo con mi blog desde 2007 y he pasado muchos rachas, publicar diariamente, dos o tres veces a la semana, meses sin publicar,.... el truco está en hacer lo que que quieras según el momento.
    Un abrazo y me tienes aquí para lo que necesites
    Ali

    ResponderEliminar
  13. Querida Esther:
    Allá voy con la monserga que no se por donde empezar pero bueno, lo haré.
    Un día decidí hacer un blog, estaba soltera, en casa de mamá... y esto me servía un poco de diario. Todos los días tenía algo que escribir, tenía seguidores, yo seguía. Se hablaba un poco de todo. Llegó el tiempo de casarme y cada día me metía menos atareada con el trabajo, la casa nueva y un largo etc. Lo mismo que tú hoy has escrito esta bonita y real historia yo escribí la mía pero de que me iba a casar. Cuando llegué a mi casa nueva me dio la paranoia porque ya no tenía tiempo de escribir, en lugar de dejarlo lo que hice fue borrarlos. Ahora lo añoro.
    HIce otro blog, que este con el que escribo, pero por falta de tiempo lo dejé. Y si entras verás como hay muy poquito escrito, no se no tengo inspiración, falta de tiempo, ganas de estar con mi pequeño y un sinfín de cosas.
    Lo que acabas de hacer es genial, adelante con tu proyecto. Que no te importe los que si o los que no te seguiremos siguiendo (valga la redundancia). Lo importante y con los que convives dia a dia son "tu familia" tus pequeños soñadores que te necesitan dia a dia. Así que adelante con tu nuevo proyecto, aquí estamos el que mas y el que menos siguiendote. Y por supuesto; gracias, gracias y mil veces gracias porque aunque te he empezado a seguir desde hace poco a poco pero todos los días me levantaba mas motivada. Eras mi droga, para colmo me siento muy identificada contigo en muchas cosas, pero lo seguirás siendo porque aunque ha sido poco tiempo pero intenso. Un besote grande y un fuerte abrazo.
    De todos modos seguimos en contacto por facebook y por correo. Un besote fuerte

    ResponderEliminar
  14. Me parece la mejor decision aunq reconozco q siento tristeza, pero mas pena me da imaginarme como te sientes... Lucha por tus sueños pero disfrutando no como una tortura! Sinceramente, yo creo q has alcanzado tu sueño!!!! Y a partir de ahora: Lo bueno si breve, dos veces bueno! Jajajja Solo pretendo animarte y dcirte q tienes mi apoyo incondicionall!! Respira y disfruta de tu familia y de tu sueño. Bsos

    ResponderEliminar
  15. Me emociona leerte y todo mi apoyo en esta nueva etapa. Mi deseo es verte bien y sin dolores, lo demás es secundario.
    Te admiramos y te queremos aún más !!!!!

    ResponderEliminar
  16. Aquí estaremos. Me parece una decisión muy acertada. Yo también te considero una amiga y te doy las gracias por tus consejos, tu compañía,... Un beso, Marta

    ResponderEliminar
  17. Si ya era fan tuya ahora, lo soy mucho más. Me siento muy identificada con eso de parar y darte cuenta que se te ha ido de las manos y enderezar. Enhorabuena por tu decisión. Cuídate mucho, y nos seguimos viendo por aquí:). BESOS

    ResponderEliminar
  18. Por supuesto...respondiendo a tu pregunta...
    Muy buena decisión

    ResponderEliminar
  19. Animo guapa!! escribas uno o diez posts a la semana, seguiremos aquí, y enhorabuena por el trabajo hecho hasta ahora, ahí queda, eso no te lo va a quitar nadie. Si quieres colaboración con algo relacionado con flores aquí me tienes!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  20. M. Eugenia Rodriguez24 de abril de 2015, 10:12

    Hola Esther, yo conocí tu "espacio" hace muy poquito, me encantó y me quedé. Te entiendo perfectamente, yo tambien soy madre de tres y no llego! He aprendido muchas cosas y me he leido todas las entradas antiguas. Pero en esta vida, lo primero es lo primero y asi debe de ser. Hace poco cree una pagina en facebook para mi negocio de cosmética y realmente es una carga más. Lo hice con mucha ilusión, pero a veces es cierto que no puedes mantenerlo al dia, hasta que me dije con calma y a disfrutar. Te mando mucho ánimo y seguiré aquí tardes lo que tardes. Un abrazo fuerte!!

    ResponderEliminar
  21. Claro que si haces bien, a veces hay que priorizar y primero eres tu y tu familia, un besito grande.

    ResponderEliminar
  22. Buenas,
    hace poco que te sigo, me encanta tu blog, pero cuando un sueño se convierte en una losa... .. :( Publica cuando te apetezca, cuando quieras escribir algo que quieras compartir... no te propongas, una vez a la semana, al mes, cada dos.... cuando realmente quieras y puedas. Aquí estaremos, las que queramos estar y las que no... ellas se lo pierden ;)
    Personalmente, me encanta leerte, pero la familia te necesita y ellos tambien. Pasa tan rapido todo, disfruta de ellos y si quieres compartirlo, ya sabes .. aquí estaremos
    un abrazo guapa
    Gemma

    ResponderEliminar
  23. Pues que quieres que te diga, Esther, me parece una decisión muy sabia. A mí me aportas mucho y me has ayudado mucho con el reto de la casa al día, pero te sigo porque me encanta leer tu vida y me gusta que tu vida sea real, con sus sinsabores y que te hayas sabido parar a tiempo (o que te haya parado la vida) .
    Me ha hecho gracia también porque me encanta leer blogs, pero pensaba que era un mundo un poco mafiosillo (sectario dices tú) y me lo confirmas.
    Vamos a disfrutar de nuestras vidas y de nuestras familias y, por supuesto, Esther, recibe mucho cariño de tus lectores que te lo mereces.
    Un abrazo fuerte,
    Paloma


    ResponderEliminar
  24. Nada más que añoadir a lo que ya te han dicho, yo sí que te seguiré leyendo, porque me encanta cómo te expresas, y eso es una virtud. Me parece muy loable, y sobre todo muy humanas, las razones que expones, y es lógico que durante la vida se vayan tomando decisiones, cambiando el rumbo de lo que habiamos pensado, pues de eso se trata, RENOVARSE O MORIR. Ya verás como a la larga agradecerás la decisión tomada, y ya desde aquí te deseo suerte en la nueva andadura.

    ResponderEliminar
  25. Te voy a decir una cosa: Yo también quería que mi blog llegase a mucha gente, tuviera un montón de comentarios, conocer gente nueva, ir incluso a eventos si pudiera, pero al final casi nada de eso pasó.

    El contenido de tu blog es super interesante para las mujeres porque das muchos trucos como madre, como mujer, como ama de casa...cosa que yo no escribo en el mío, yo enseño mis compras, mis trapitos, desde que nació mi bebé pues hablo más de maternidad, de los niños, de la ropita que le compro..pero no somos máquinas, no creo que nadie tenga la capacidad de poder publicar entradas nuevas e interesantes y que funcionen perfectamente como para enganchar siempre a la gente. Es difícil porque además tu blog cuenta contigo, no tienes un equipo pensante detrás y a veces el blog absorve y te quita tiempo de estar con tu familia o de volver a la realidad por así decirlo. Te entiendo muy bien porque yo a veces también he querido darlo todo y tampoco hablo de nada en concreto, por lo que a veces pienso que mi blog no es demasiado interesante, pero también te digo una cosa, que aunque apenas tenga comentarios soy feliz con gustar a dos o tres personas, no me hace falta tener cientos de seguidoras, porque lo que me hace feliz es escribir, es la fotografía y si me leen más o menos personas no tiene tanta importancia.
    Yo mi blog me lo tomo como un diario personal y un lugar donde poder compartir mis fotografías que es mi gran pasión. Porque aunque trabajo con libros, ellos no han sido mi pasión profesional, han sido realmente otras cosas que en el blog podía explotar de una forma u otra. A mi manera.

    Y no me enrollo más. Cuenta conmigo para colaboraciones.

    beso grande

    ResponderEliminar
  26. hola Esther cada dia de esta semana que me disponia a leer lo que publicabas me encontraba de que no habías actualizado Pero lejos de entristecerme me alegraba porque sabía que estabas atendiendo algo que era mucho más importante tu vida y tu familia...
    así que me alegro!! De lo que has decidido (aunque te echaré de menos) debemos tener bien claras cuáles son nuestras prioridadesdes en cada etapa de la vida y disfrutar de nuestro marido,hijos...porque la vida pasa muy rápido y los niños crecen y el tiempo no se recupera.Gracias por tu sinceridad que todo te vaya bien,Dios te bendiga!!

    ResponderEliminar
  27. Hola Esther como te comprendo!!! Asi que no te preocupes que aunque te siguo desde hace bien poquito lo seguire haciendo!!! Me alegro que hayas tomado una decision y que la hayas explicado con tanta sinceridad y de esta forma tan original con un microcuento!!! Un saludo enorme y nos iremos viendo por aqui!!!

    ResponderEliminar
  28. Esther, te entiendo perfectamente!

    En 2008, cuando me quede embarazada de mi primer hijo, abrí un blog en el que documentaba mis vivencias y hablaba sobre el embarazo y la maternidad... sin darme cuenta empecé a tener seguidores, gente que comentaba y que me animaba a seguir.
    Tres años después decidí cerrarlo porque me di cuenta de que no llegaba a todo y que prefería vivir mi vida a escribir sobre ella :-)
    No me he arrepentido nunca de esa decisión (que me costó MUCHO tomar), vivo más tranquila y el blog ahora privado se ha convertido en mi diario personal por el que paso cuando puedo y me apetece!

    Y en Instagram (@crecenjuntos) he encontrado una forma menos exigente de documentar nuestra vida y compartir pedacitos con los demás ;-)

    No te preocupes, tus seguidores, los que merecen la pena seguirán ahí!

    ResponderEliminar
  29. Esther, egoístamente me quedo con un sabor agridulce!! Por una parte, pues triste porque me encantaba leerte, tu naturalidad, elegancia...tus trucos...desde luego que te voy a echar mucho de menos!! Pero por otro lado me alegro de tu decisión, últimamente sufría por ti, no lo podía evitar, sabiendo tu situación actual, pensaba el gran esfuerzo que estabas haciendo y me sabía mal!! La vida son etapas... y aunque no quiero ni imaginar lo que te habrá costado tomar esta decisión, seguro que una vez tomada te has quitado un peso de encima!! Uno de los mejores consejos que me han dado en mi vida ha sido, que en esta vida una de las cosas más importantes es saber adaptarse a los cambios, no es fácil pero es necesario!! Por supuesto, yo te seguiré cuando tu decidas...Como muchas otras ya me considero tu amiga. Es un privilegio releer tus posts y puedes estar muy orgullosa del trabajo realizado!! Si antes tenías toda mi admiración, ahora me has robado el corazón!! Mucha suerte en tu nueva etapa! y cuando quieras compartir algo con nosotras, estaremos encantadas de saber de ti. Cuídate mucho y un besote enorme.

    ResponderEliminar
  30. Hola Esther, es evidente que te hace falta un respiro. Si te seguiré, me gusta lo que públicas y escribes. Y no es todo tan bonito como salen en las fotos. Seguiremos aprendiendo... Bss

    ResponderEliminar
  31. Yo seguía tu blog, redes hace poquito y si no lo seguía mas es también por falta de tiempo. Me ha gustado tu post, muy sincero y te entiendo perfectamente. No podemos estar a todo y tenemos que tener claras nuestras prioridades. Yo de momento tengo un montón de tus posts por leer. Y seguiré viéndote en las redes. Disfruta de tu tiempo porque la familia es lo primero. Un abrazo! :))

    ResponderEliminar
  32. Querida Esther: Estoy emocionada y al mismo tiempo orgullosa de tu honradez,inteligencia y valentía, creo que has tomado la decisión correcta,y dentro de poco te sentirás mejor físicamente,pero todos tendremos a una joven alegre y muy feliz. Besos y abrazo grande.Marili.

    ResponderEliminar
  33. Te he conocido hace relativamente poco y ya te pierdo. No sabes como esperaba todos los dias tu post.Lo siento de verdad porque me has ayudado mucho.. ahora me siento mal y triste. Cuidate mucho.
    Carmen

    ResponderEliminar
  34. Siento mucho que lo dejes. Me gusta el bloc.
    Eso sí, quizás no te debías haber fijado como objetivo que te aportara ingresos económicos.
    Yo seguiré leyéndote y otra amiga mía también.
    Pienso que la familia se merece todo. No me siento nada mal por el tiempo dedicado al mi familia y sí por el dedicado al mi trabajo.
    Me encanta haber dado contigo.
    Buena suerte y cúrate.
    María

    ResponderEliminar
  35. Te entiendo perfectamente Esther!
    Ya sabes que sere fiel a LMAL5 aunque cambies el formato y te lo plantees de otra forma!
    A veces hay cosas en la vida que son prioritarias y hay que hacerle caso al corazón lo primero!
    Conociéndote, se que la nueva merienda me encantará también.
    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  36. Te entiendo, yo también me he metido en un proyecto al que no se si llegaré a tiempo o si me apetecerá llegar. Haz lo que te apetezca y cuando te apetezca. Yo seguiré asomándome por aquí de vez en cuando porque te descubrí tarde pero me gustó. ánimo y a disfrutar de la vida que de eso se trata.

    ResponderEliminar
  37. Haces muy bien!!! Lo primero es lo primero!!
    Mucho ánimo !!!!!!

    ResponderEliminar
  38. Ole Esther! Yo por supuesto te seguiré leyendo! Buena decisión la que has tomado, cuando algo chirría hay que cambiarlo! Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  39. ayyy pobrecita!!! al final si soy sincera yo creo que la mayoria de la gente solo repasa los blogs una o dos veces a la semana!! no crees?? mucho mucho animo!!

    ResponderEliminar
  40. Hola Esther, te echaremos de menos, pero aquí estaremos... Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...