07 abril 2015

Tiempo para tí


Tiempo para ti.

Volvemos de unas vacaciones, y todos con las pilas bien cargadas, o al menos, eso se supone.

¿Qué tal si nos proponemos mantenerlas cargadas el máximo tiempo posible?¿Cómo conseguirlo? Rescatando tiempo para una misma.

No tiene por qué ser un día entero, puede que ni si quiera un par de horas. Pero ¿Quién no se siente infinitamente mejor después de pasar un rato a solas, simplemente disfrutando? Un paseo, una tarde de compras, una merienda en un sitio bonito, o poder hacer ejercicio…

Tiempo para mí.

Es curioso que con esto de la cadera precisamente soledad tengo poca. Siempre hay alguien cerca de mí para echarme una mano. Antes me quejaba de falta de tiempo, porque tan pronto salía del trabajo me incorporaba al papel de madre. Eso me ha hecho pensar que realmente nadie nos va a dar ese tiempo, sino que somos nosotras las que estamos obligadas a encontrarlo, o a autoproporcionarnoslo.

Antes de nada tenemos que ser conscientes de nuestra realidad, de nuestras obligaciones. Después de nuestras prioridades. Ok, tengo media hora al día, ¿qué puedo hacer, que realmente me haga sentir bien después?


Puede que sea aprovechar y salir a la hora en que tu hijo duerme la siesta para que la duerma en el carrito y tu poder dar un paseo, ir a comprarte algo, o incluso tomarte un café.

Puede que sea cuando los niños por fin estén durmiendo, sacar un ratito para leer, pintar, coser, o hacer ejercicio fuera o dentro de casa.

Puede que sea levantándote antes que los demás y aprovechar la casa en silencio y paz.

Establece un día a la semana para darte mimos: manicura, pedicura, depilarte o darte un baño relajante. Te acuerdas de los trucos que te di para {Convertir tu baño en un spa}.

Busca, busca que seguro encuentras. Pero busca también en lo pequeño, porque puede que unas vacaciones nos renueven las pilas, pero lo mismo puedes mantener la batería a un nivel estupendo simplemente organizándote un poquito mejor.

¿Te cuento algunos de mis “momentos”?

- La ducha de por la mañana sin interrupciones de ningún tipo. Usando mi gel favorito.

- Aprovechar mi paseo diario para pensar

- Cuando voy sola en el coche y decido disfrutar del silencio (eso era antes, cuando podía conducir, claro, pero todo se andará)

- Ver mi serie favorita mientras plancho, así no se hace tan ardua la tarea y se me pasa volando

- Leer en la cama al menos veinte minutos antes de acostarme

Rasca minutos al día, levántate 5 minutos antes y date esa ducha con el gel que más te guste del mundo. Aprovecha tu hora de la comida para dar un paseo, sentarte al sol.               En vez de quedarte tirada en el sofá viendo una serie chorra, prepárate un baño con pedicura incluida, o disfruta de un hobby. No sé…

Ahora párate a pensar y ¿de dónde arañas tú minutos para ti, y en qué los empleas o los emplearías?

Un beso y feliz martes



7 comentarios:

  1. Hola Esther! me encanta esta entrada!!!!!!!!! yo tambie leo 20 minutos antes de acostarme!!!!!!!! uno de mis momentos es en mi hora de comer en lugar de ir a casa a comer, me voy a la piscina!!!! esos 35 minutos nadando son solo mios, me da tiempo a pensar mogollón de cosas a la vez que nada, y luego salgo como nueva, a veces da pereza meterse en el agua pero luego te sietna genial! El camino de vuelta y de ida al trabajo sola en el coche, pongo mi musica favorita y canto !!!!!!! Mientras las niñas montan a sus ponis yo me he apuntado tambien a clases y asi a la vez que ellas yo hago algo que ademas me esta gustando mucho!!!!!!! Antes cuando ellas iban a nadar mientras ellas nadaban , yo nadaba y cuando iban a dibujo, yo me iba a correr.....jajajajajaja! feliz martes!

    ResponderEliminar
  2. Yo opino que con organización hay tiempo para todo. Yo antes me quejaba mucho por no poder hacer deporte, no leer, no tener 40 minutos para ver una serie, o no tener ni siquiera 30 minutos para hacer algo tan básico como depilarme en condiciones y pintarme (con brillo) las uñas. Desde hace cosa de unos cinco meses, todo eso cambió, estuvo muy condicionado por mi decisión de solicitar una jornada reducida para estar con mi hijo sin renunciar a los pequeños placeres que me permiten disfrutar plenamente de él. En su tiempo de judo, yo aprovecho para organizar las tareas de la casa en la agenda. Intentamos ir los dos a hacer deporte, el con su bici o patineta y yo a un buen ritmo detrás de él. Mientras el hace alguna actividad del cole, yo plancho y veo una de mis series, y los jueves de 20:00-21:00 he decretado mi momento beauty. Y bueno leer, leo siempre que puedo, en el autobús, antes de dormir, después de comer....

    Un besote y feliz martes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querer es poder. Además perdemos el tiempo con muchas chorradillas sin darnos cuenta. Es cuestión de organizarse y buscar con interés ese momento nuestro. Ahora lo mismo no son 3 horas, sino 30 minutos, pero con el tiempo seguro que conseguimos arañar aún más. Un besazo!

      Eliminar
  3. Cuánta razón tienes!Normalmente nos volcamos en todos y no pensamos en nosotras mismas y eso es esencial para sentirnos bien! A partir de hoy pienso sacar un ratito para mí sea como sea!!Por cierto cuando tengas un ratito pásate por mi blog http://jugandoconduendesyhadas.blogspot.com.es/ que tienes un premio esperándote! Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Cuánta razón tienes... ¡como siempre! Yo también aprovecho mucho, mucho el momento ducha, que a veces se alarga más de lo normal :) Los ratos que le dedico al blog también me dan mucha vidilla y por la noche, cuando echan alguna serie que me gusta y no caigo rendida en el sofá, también recargo mis pilas. No es lo mismo que estar de vacaciones, pero... hay que aprender a disfrutar de las pequeñas cosas porque si no... ¡mal vamos! Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que soy una experta en buscar un huequito para mí pero no siempre consigo hacer algo verdaderamente útil o verdaderamente satisfactorio porque siempre termino con el movil mirando IG, estoy tan enganchada que a veces olvido lo demás y debería buscar hacer cosas más útiles. Ayer casi me pongo a hacer un bizcocho pero finalmente no sé qué pasó que no lo hice y os prometo que no fue culpa de IG. Escribir en mi blog me llena bastante pero no siempre tengo material o contenido para llenarlo de entradas cada día. Y tampoco pretendo que sea subir modelitos y punto, se trata de mucho más. El momento spa en casa, como yo lo llamo, me chifla y siempre intento alargarlo un poquito para poder darme esa ducha relajante, depilarme después o ponerme mis cremitas. Las tardes las trato de pasar con mis hijos para ayudar con los deberes pero también intento escaparme para hacer mis cosillas un rato antes.

    beso grande

    ResponderEliminar
  6. Tienes muchísima razón, todo es ponerse y organizarse, y no vienen nada mal esos momentos para una misma. Ahora lo tengo un poco dificil con mi niña, es muy pequeña y cuando llego de trabajar reclama constantemente mi atención. De todas formas, ahí estamos, rascando unos minutillos para mi

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...