08 junio 2015

Aires nuevos para la terraza



Como ya te enseñé hace tiempo en este post, nuestra terraza es una miniterraza. Apenas tres metros de largo por uno y medio de ancho y además con varios puntos muertos, pero cuando llega el buen tiempo se convierte en una prolongación del salón donde desayunar, comer y cenar, pero también pintar, jugar y disfrutar del aire libre.

En invierno la tenemos un poco abandonada, pero en primavera me gusta darle una puesta a punto.

Mi obsesión por redistribuir regularmente los muebles de la casa también se extiende a nuestra terracita, y cada año cambio un poco las cosas para no aburrirme. Otros planes que tengo para ella son pintar los horribles azulejos que hay hasta media altura, quitar la celosía que pusimos cuando los niños eran muy pequeños y que se está doblando, y decorar una de las paredes  con una composición un tanto teatral. Además este año he decidido darle un nuevo aire cambiando la tapicería del banco y de los cojines.




Este fin de semana aprovechando que había desempolvado la máquina de coser para hacerle una falda a La Heredera para su festival de fin de curso, me lancé al cambio.

La tela la compré en una tiendecita de telas que tenemos cerca de casa, que tiene cosas muy monas y a muy buen precio. Esta en concreto a nueve euros el metro. Y como era de doble ancho con un metro me dio para el cojín del banco y para hacer dos cojines dobles.

Lo de los cojines dobles no es mas que un apaño que he hecho con cuatro cojines cuadrados. Poniéndolos de dos en dos como relleno de las nuevas fundas permiten que sobre un viejo arcón que tenemos, los dos pequeños alcancen la mesa con una altura cómoda para ellos, sin necesidad de otro invento o alzador.




La verdad es que estoy encantanda con el cambio, aunque aún me choca cuando estoy en el cuarto de estar y miro por el ventanal. Pero son colores alegres y a la vez coordinan con el interior de casa.



Con los restos de tela voy a hacer un camino de mesa.

Esta semana aprovecharé para darle un empujoncillo a mis proyectos terraciles, espero poder enseñártelos pronto, si es que encuentro colaboración marital para ejecutarlos.

Un besazo,




10 comentarios:

  1. te ha quedado genial!!!!!! ayyy yo es que no soy nada de nada apañada, ya me gustaria a mi pero es que no lo soy para nada! me encanta tu terraza y la mesa mint es preciosa! te ha quedado muy bonita!!!! A disfrutarla mucho!

    ResponderEliminar
  2. Uff me da que es un poco zen o me lo parece? Te ha quedado ideal. Me encanta. Un beso y espero que estés mejor.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta, yo todos los años me digo tengo que renovarla, pero se me pasa el verano y sigue igual, ole tu.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado muy muy bien Esther. Si te cuento un secreto no lo crees... los reyes magos me trajeron una máquina de coser y aún no la he estrenado... no tengo perdón...

    ResponderEliminar
  5. Es ideal!!!, puedes decir dónde está la tienda de telas? Gracias

    ResponderEliminar
  6. Que terracita tan acogedora!!! Las flores dan alegría y te ha quedado muy bonita. Cuídate y un abrazo grande.







    ResponderEliminar
  7. Yo también he tenido mi momento terraza! Cuando empieza de nuevo el calor te acuerdas de ella, en invierno ni se te ocurre salir... Mi truco para que esté bonita es llenarla de flores! :-)

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la mesa me recuerda al estilo rústico shabby chic que tanto me gusta. Yo siempre procuro tirar para ese estilo porque me transmite paz y tranquilidad. Me encanta el cambio. Ya sabes que te envidio y mucho por esa terracita, nos da la vida verdad? yo por eso en cuanto hace calor huyo de aquí, que me siento entre cuatro paredes y me voy a mi casita de campo con mi mini jardín.

    beso grande

    ResponderEliminar
  9. Pero que preciosidad. Me has dado una gran idea. Gracias guapa.
    Carmen

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...