25 septiembre 2015

Junco hueco



Junco hueco

Tengo una amiga que hizo de esta frase nuestro lema durante una época. Se me había olvidado hasta que he visto hoy escrita el famoso “be watter my friend”.

Siempre que una u otra tenía un mal momento nos lo decíamos: “tú, junco hueco” que el viento te menee, te bambolee que tú vas a seguir ahí, en pie, erguida.

Rescato hoy estas dos palabras, e incluso me he hecho una tarjetita y me la he puesto en la pared de delante de mi escritorio, ¡qué bien me viene!

Estoy de nuevo mudando de piel. Y es que como dice Antígona, Hay pieles a las que nunca pudimos adaptarnos del todo. Con las que te cuesta encontrarte a gusto, o que la sientas completa, a medida. Hay veces que he llegado a pensar que o bien me las confecciono mal o bien crezco, o engordo, demasiado rápido. 

No sé tu, pero yo de vez en cuando necesito cambiar, desprenderme de cosas, materiales e inmateriales, incluso de gente, de compromisos… y me digan lo que me digan, yo, junco hueco.

En estas semanas de normalidad anormal. Es decir, de baja y limitada, pero cuando el resto del mundo ya subido al tren del día a día, he comenzado con la muda, buscando la sencillez y la simplicidad en mi día a día. Ya no es vivir despacio, porque eso me viene impuesto, sino disfrutar la esencia de las cosas. Y para que eso ocurra, para no dejarme llevar a veces por la impotencia, otras por el entusiasmo exacerbado, a menudo por el enfado, como si fuera una caña de bambú, yo, junco hueco.

Ahora más que nunca necesito el famoso estilo de vida minimalista. Quizá me esté agarrando como a un clavo ardiendo pero creo firmemente que es lo más saludable para mi, especialmente para mi cabeza, para mi autoestima, y para mi futuro. 

¿Tú no sientes a veces esa imperiosa necesidad de deshacerte de casi todo? ¿De seguir el camino más ligero? Lo dicho, estoy mudando de piel. Si es tu caso, te recomiendo que leas este texto que encontré por casualidad y que me parece enorme. 

Besos y feliz fin de semana. 




7 comentarios:

  1. A mi me cuesta muchisimo, acumulo demasiadas cosas y cuando por fin me decido a liberar espacio la sensacion es maravillosa, relaemtne necesitamos tenr tantas cosas en todos los sentidos?????? Precisoa entrada Esther,me ha hecho reflexionar! Muchisimos besos!

    ResponderEliminar
  2. Si. De vez en cuando abro armarios, cajones, recorro las estanterías y saco fuera todo lo que no sirve, no me gusta, se ha quedado atráS... Más complicado es rebuscar en el pensamiento y librarme de ideas cansinas, tóxicas y emociones inútiles y lastrantes. No obstante, cuando se está de baja se está fuera de las rutinas cotidianas, se está un proceso especial de recuperación, de regeneración. Y la simplicidad no lo veo como una opción, sino como una obligación. Aceptarlo, cuando todo y todos siguen su ritmo, es una tarea bien complicada. El junco esta hueco pero sus raíces son muy muy profundas. Lo uno y lo otro hacen al junco resistente en los tifones.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la expresión de Junco Hueco, es verdad que para vivir lento, slow no tenemos que librar del exceso de cosas que vivien con nosotros (si supieras la cantidad de cosas que he dejado por el comino) y luego lo que te dice Isabel en el último comentario lo más dificil, por lo menos para mi es librarme de la gente tóxica, que te quita la energia, o que simplemente te hace sentir mal.
    Aunque tu no lo veas estas en el camino de la recuperación se te nota, en el blog
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Reconozco que no soy austera pero con la crisis he aprendido (a la fuerza) a saber diferenciar lo importante de los pasajero. El dinero siempre lo he preferido gastar en viajar, eso siempre ha sido lo primero... Pero es que ahora prefiero emplear mi dinero en disfrutar con mi familia aunque repita el mismo vestido de 12 euros casi todo el verano... A veces aprendemos a la fuerza, y en una mala racha buscamos el camino que mejor nos hace sentir y, cuando pasa esa mala racha, te das cuenta de que ese es el camino adecuado para siempre...
    Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
  5. uff tan a menudo que a veces me asusto!! animo y junco hueco; me ha encantado la frase

    ResponderEliminar
  6. Que bonita reflexion, Me encanta. Muchas gracias , por tus comentarios. Contigo me siento normal. GRACIAS.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el modo "junco hueco", lo llevo practicando hace tiempo aunque sin ponerle nombre pero sin duda, y con tu permiso, voy a adoptar este término. El modo Junco hueco te hace más fuerte, te inyecta dosis de confianza en uno mismo frente a los que soplan para desestabilizarte, te proporciona "peace of mind" y energía positiva, que al final es el arma más potente contra vientos inversos. Me ha encantado l post, Amiga. Anaxx

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...