20 noviembre 2015

Chocolate espeso y con churros



El otro día Belén de Oh My Mum sacó un tema que me parece muy interesante respecto al mundo blogger. 

En su post venía a decir que no todas las bloggers son iguales, que la gracia de todo esto es la diversidad. Hay bloggers mamás, fashion bloggers, deco bloggers, foodie bloggers … y así un sinfín. 

Pero yo hoy quiero ir más allá. Todos esos bloggers tienen algo en común. Tienen un blog. Un lugar, una plataforma donde escriben y publican con regularidad lo que les apetece, bien sea como herramienta de autoayuda como por un objetivo económico puro y duro. Todos, todos tienen mi respeto.

Sin embargo, últimamente es fácil encontrar publicaciones, entiéndase revistas sobre todo, donde se habla de tal y cual persona como blogger. Tú vas corriendo porque te han descubierto a alguien que no conocías y buscas su blog. ¡Ah, amiga! La última vez que publicó algo fue…hace meses, semanas, a veces me he encontrado hasta una entrada del 2013.

No niego que esa persona tenga actualmente una repercusión mediática que ya desearía servidora, pero lo siento: no es blogger. Es influencer, instagramer o cualquier otra palabreja anglófona, pero no blogger. En su día puede que lo fuera.

El tener un blog requiere tiempo. Tiempo para pensar, escribir, fotografiar, editar…por eso sufrimos tantos altibajos personales, porque el blog quita mucho tiempo, y qué quieres que te diga, no es todo tan bonito como lo pintan. Escribir puede ser alentador, pero da trabajo y no siempre es gratificante.

Yo he sufrido muchos desencantos. Entradas que te currabas muchísimo y que no llegaban ni por asomo a la mitad de tu objetivo, y en cambio llegaba otro y ¡zas! Lo convertía en viral. Pero te volvías a levantar y a planear, maquinar algo nuevo, algo mejor.

Hace meses, en abril, me planté, y decidí bajar el ritmo, dejarme llevar un rato por la corriente porque ya estaba cansada, literalmente agotada, de remar y remar. 

Ante la adversidad, lejos de achantarme suelo abrir más los ojos. Es como si todos mis sentidos se agudizaran. Y en ese período de calma, de observación, me di cuenta de muchas cosas, y sobre todo de lo que quería y no quería.

Quiero mimar mi blog. Es como el que tiene una casa y le gusta decorarla, poner rincones bonitos, darle un toque de color, encender una vela en el baño, o incienso en el salón para que huela de maravilla. Como en este ejemplo, la casa hay que mantenerla a diario. Arreglar un grifo que gotea, cambiar una cortina, y ventilar, ventilar mucho para que sea una casa fresca y que al que entre, le apetezca quedarse. 

Y por eso me considero blogger. Y no por eso soy ni mejor, ni peor que tú. 

Quizá tú tengas un don, que sea el de sacar fotos maravillosas con tu móvil, y donde a mí me sale un churro a ti te salga un brioche. Pero yo tengo otro, e insisto, no por ello soy ni mejor ni peor que tú.

Puede que tú seas instagramer, influencer, pero yo, yo hoy por hoy soy blogger (quizá mañana sea “nadier”). Y hay hueco para todos, tranquilos. Para lo bueno y para lo malo llamemos a las cosas por su nombre. Las cosas claras ¿y el chocolate? El chocolate espeso y en mi caso, con churros.


P.D: este post está escrito desde el corazón y sin señalar a nadie en concreto. Tengo excelentes amigas instagramers, influencers y bloggers. Así como abogados, enfermeras, publicistas y economistas.

Un gran beso a todos.

9 comentarios:

  1. No creo que haga falta dar tantas explicaciones a quien no las necesita. Sigue tu ritmo,un beso

    ResponderEliminar
  2. Al final estos post, donde uno desnuda su alma y dice sin tapujos lo que piensa, se agradece, yo la verdad no sé si llego a blogger, la verdad es que he sufrido un bajón en cuanto al blog se refiere, y viendo lo que otras bloggers hacéis y con que asiduidad publicáis, una como que se siente chiquitita, también depende mucho del tiempo que tengas ( y en mi caso ultimamente es poco), pero bueno ahí vamos, yo espero mejorar. Buen post, a mí me hace que pensar. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Esther , una entrada muy personal !!!! Para mi tu eres una súper bloguer!!! Te lo curras muchísimo !!!! Ya sabes que me encanta tu blog !!!!
    Yo tengo un blog pero no me considero bloguera!!! Me consideró una mami que comparte en ese rincón que tengo ... Yo no tengo la fuerza y energía y no pretendo nada con mi blog !!! Por eso te admiro muchísimo !!!!! Tampoco tendría la energía para ir a mil actos publicitarios ni nada ....yo prefiero seguir como estoy !!!! Muchos muchos besos, Carol

    ResponderEliminar
  4. Bien dicho!!!!estamos ya cansadas de blogs llenos de entradas donde lo único que hace la Blogger es cambiarse de ropa sin mostrarnos nada más de su persona....al final eso aburre

    ResponderEliminar
  5. Suscribo todo...es tan duro...😔😔😔😔😔
    Pero yo he aprendido en esta año más que en 10 años dedicada a las finanzas, aunque es durísimo y muchas veces desalentador y te sientes absolutamente sola, no volvería atrás, y vosotros?

    ResponderEliminar
  6. Ay las blogger! Cada una tenemos nuestro camino y en realidad somos cada una la que nos metemos presión. Nos Autopresionamos, autoanalizamos, autocomparamos y autocriticamos. Yo me considero blogger, mi trabajo me cuesta!!!! Creo que cada una tenemos un don y lo explotamos en forma de post, en forma de foto en IG o en forma de una comunidad creada. Lo que tenemos TODAS en común: blogger, influencer, nadier, half-blogger, instagramer etc...es nuestra pasión y necesidad por COMPARTIR. Eso para mi, merece todo el respeto. Somos mujeres generosas y muchas somos madres que hemos encontrado en esto una comunidad preciosa, información, empatía...
    Tu eres especial. Ya lo eras antes de LM5 y lo seguirás siendo, siempre.
    Ahora a redecorar tu "segunda casa" y a estar a gustito en ella!!!
    Un abrazo inmenso!

    ResponderEliminar
  7. Hola Esther.

    Antes que nada, me encanta tu blog. Es personal, cercano y te lo curras un montón, eso se nota en cada post que haces. Yo leo cada entrada.. aunque te escriba poco..

    Alguna me gusta mucho, sobre todo cuando compartes alguna receta buena y facilona (el toque de curry a la crema de calabaza en mi casa ha sido un éxito ésta temporada), cuando hablas de temas de decoración que son mi estilo. Me encanta cuando cuelgas fotos de la granja, cuentas anécdotas de tus hij@s.

    Viví tu subida cuando cambiaste de imagen.. también leí tus posts cuando te enfrentaste a tus temas de salud, vi como perseveraste, y me pareció genial cuando escribiste hace días que querías elevar LMa5 a un nivel más profesional. Pones tanto de ti en lo que haces que tendrás mucho éxito en esa nueva etapa.

    A veces seguir un blogger es como "vivir un poquito su vida" y por eso te da la sensación que es una amiga con la que conversas.

    No todas las bloggers te hacen sentir eso (vamos a ser sinceros), independientemente del tema que lleven a cabo, y para mí creo que la definición va un poco más por ahí que por la frecuencia de las entradas.

    Hay mucha gente que abre un post diario, pero se dedica únicamente a postear imágenes cogidas del Pinterest, y no escribe más de dos frases juntas. También hay gente que comienza así y luego le coge el gusto a éste mundillo y estudia, aprende, y evoluciona...

    Yo hace un año abrí un blog.. con la idea de compartir mi pasión que es la pintura y la decoración. Sin embargo llevar ese ritmo de post, más familia y un empleo de 7 a 19 de ingeniera, me fue imposible y lo dejé en stand-by. Preferí parar un poco, y definir con más claridad mis objetivos, que convertirlo en un magazine de imágenes que no eran mías.
    Y ahora que a mi vida está volviendo la cordura, mi intensión es retomarlo pero hacerlo más personal, mostrar lo que pinto, compartir lo que aprendo cada día sobre mi pasión. Porque si, definitivamente para ser blogger hay que sentir pasión por algo y querer mostrarle eso al mundo...

    Pero definir un trabajo como éste es muy complicado, tiene muchas aristas...

    Besines para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo Esther. Yo no tengo blog (muchas veces me planteo abrir uno) pero tener un blog requiere mimo, cuidado.... Y eso es lo que se desprende cuando leo el tuyo. No cambies nunca, me encantas

    ResponderEliminar
  9. Hay algo que no me gusta en los blogs de madres y es la exposición de la imagen de sus hijos. Considero que vulnera la intimidad de los niños y al mismo tiempo parece un narcisismo extremo de decir : " mira que guapos y que vida tan ideal tenemos". No sé si estoy exagerando o cual es vuestra opinión.

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...